Documento 45 meses de la masacre de Cromañón

Quienes son valientes, quiénes son cobardes

A poco más de un mes de comenzado el Juicio Penal, y a través de los testimonios de los peritos de diferentes especialidades, junto a elocuentes fotos del lugar, algunas cosas quedan muy claras:

Respecto de las condiciones generales del lugar,

  • el  boliche mide 1840 m², lo que supera el máximo permitido para que cualquier local sea habilitado. Para obtener permiso, se mintió en el tamaño. Y aun esa habilitación irregular, correspondía a 1031 personas, muchísimas menos que las efectivamente presentes el 30 de diciembre;
  • de los 15 matafuegos que había, 11 no estaban en condiciones;
  • faltaba señalización en lugares claves
  • el local tenía mantenimiento cero;
  • habia cables de electricidad  expuestos;
  • se dio la situación absurda y totalmente prohibida de hacer pasar por el mismo lugar, cables de datos –ejemplo teléfono- de 20 volts al lado de cables de energía de 220;
  • tenía un primer piso tipo balcón, completamente ilegal; la puerta de ese espacio estaba CLAVADA al piso;
  • El techo estaba recubierto con gomaespuma de poliuretano, y debajo de ella había una  mediasombra. Ambos materiales, terriblemente combustibles, se combinaron para producir rápidamente los gases letales. La mediasombra no podía estar en ese lugar. Nunca pudo ser habilitado con esa mediasombra puesta. Qué ocurrió? ¿No hubo inspecciones, o las inspecciones tenían orden de hacer la “vista gorda”?

Solamente con estos elementos, que son algunos, de los que venimos escuchando, la conclusión es que ese local nunca debió haber sido habilitado. Y adicionalmente, en cualquier inspección debió ser clausurado: las irregularidades se acumularon.

Estas irregularidades no son fallas, no son producto de gente improvisada que está poniendo un pequeño kiosquito: son sistemáticas, en el sentido de que es imposible  que funcionarios y empresarios con experiencia desconocieran todas estas cosas. Lo que ocurrió responde a una lógica: el negocio vale más que la vida, y si ocurre algo malo, hay que barrer bajo la alfombra, victimizarse, dar un show ya sea ante los medios o en la Legislatura, y no hacerse cargo.

Respecto de la noche del 30 de diciembre:
Queda clarísimo

  • que la central de alarma estaba totalmente bloqueada
  • que gran parte de las puertas estaban cerradas, incluso 4 de las 6 de emergencia.
  • Que en particular, la puerta más próxima al escenario, que tenía un cartel de “Salida” ESTABA CERRADA CON CANDADO Y ALAMBRES. Es decir, el lugar lógico hacia donde se va en una emergencia, fue una trampa mortal
  • en el camino hacia la salida había unas cortinas y otras puertas más, que abrían ¡hacia adentro!.
  • la llamada puerta antipánico, que como concepto, debe poder ser abierta por un chico de 12 años y unos 20 a 30 kilos de peso sin hacer mucha fuerza, en realidad ofreció alta resistencia, convirtiéndose en la puerta de la muerte;
  • al encender la  pirotecnia Chabán cortó la luz del lugar, con lo cual la evacuación –por llamarla de alguna manera, ya que nadie se hizo cargo de guiar a los chicos hacia la salida- se realizó completamente a oscuras, en medio del pánico y de los gases letales; uno de los bomberos que entró después explicó que aún con la linterna no se veía a más de 50 cm.
  • La enorme superpoblación del lugar dificultó severamente las posibilidades de escape y salvataje. ¿Quiénes vendieron entradas hasta triplicar la capacidad del lugar? Los sobrevivientes que testificaron recuerdan que Chabán dijo esa noche que había 6000 personas…
  • La mediasombra quemada genera monóxido de carbono. El poliuretano genera ácido cianhídrico. Esta combinación resultó letal .El nivel de ácido cianhídrico en el lugar alcanzó 225 partículas por millón, cifra muy por encima de los niveles máximos tolerados por el cuerpo humano.
  • Los hidrantes y elementos de apagado de incendio estaban inutilizables.

Habría muchos más elementos acumulados para recalcar. Elementos que hemos escuchado, muchas veces ya en este corto tiempo del Juicio, tolerando el llanto y evitando el grito, para no entorpecer el normal desarrollo del juicio.

Cuánta cobardía vimos entre los imputados! Los altos funcionarios del gobierno de la Ciudad, como Fabiana Fiszbin, ni siquiera quisieron permanecer en la sala para las pocas fotografías que se permitieron a la prensa. ¿O tendrá problemas para enfrentar esas otras fotos, las de los rostros sonrientes de nuestros pibes que hablan sin hablar, día a día?
Cuánta cobardía, otra vez! Chabán intentando sacar a los jueces del medio amparándose en la Constitución
Cuánta cobardía, otra vez! Algunos abogados intentando desestabilizar a los chicos sobrevivientes, testigos de la causa.

Pero también cuánta valentía:

  • En los chicos que reclamaron esa noche, a Bomberos un rápido accionar para salvar a sus amigos; en aquellos que además entraron una y otra vez a sacar otros chicos, amigos o no;
  • En los que pudieron con fuerza sobrehumana, desde afuera, finalmente ayudar a forzar una puerta;
  • En los sobrevivientes que hoy, aceptan declarar y enfrentarse al recuerdo una y otra vez, para ayudar a que se despejen las dudas y sean condenados todos los responsables con condenas ejemplares, no con penas simbólicas. Valentía la de todos los que ayudan para que sean condenados los responsables a cárcel común y efectiva.
  • En nosotros mismos, que estamos tolerando estos días difíciles, unidos en el Juicio pero también en la calle, como hoy, recordando que faltan imputados muy importantes, como el cobarde Aníbal Ibarra, aquel que dijo en 2005 que se “hacía cargo”.

Entre quienes se hicieron finalmente cómplices de Ibarra, señalamos a la legisladora Beatriz Baltroc, que ahora tiene la caradurez de presentarse a candidata para la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. La legisladora panqueque, que pasó en su carrera política por prácticamente todos los partidos posibles, y de cada uno se fue según cambiaran los aires electorales; la  misma cuyo abogado presentó escritos falsificando la firma de varios legisladores; la que en el 2003 dijo textualmente:
que “ Aníbal Ibarra traicionó el mandato popular que lo llevó al gobierno transando con las corporaciones, avalando la enajenación de bienes públicos, avasallando derechos básicos y habilitando el clientelismo político”

La misma que durante el Juicio Político a Ibarra tuvo un  desempeño  activo;  incluso profiriendo insultos contra Romagnoli, cuando este bajó al recinto solo para abstenerse en el planteo de Nulidades formulado por la defensa de Aníbal Ibarra. Baltroc dijo en esa ocasión que "le repugna la gente que miente"
 
Sin embargo,  el mismo día de la votación y luego de un confuso incidente en la casa de su hijo en la noche anterior, Baltroc votó contra la destitución del Jefe de Gobierno. Según ella, lo fundamentó en un supuesto acto de intolerancia (no se sabe de quién pues no formuló acusaciones  posibles de probar)  y en el hecho de que el desarrollo del juicio la fue “llenando de dudas”, pese a que volvió a decir que Ibarra es responsable de ineficiencia en el año 2004. Pero su voto hubiera sido decisivo.

En la actualidad, Baltroc se ha negado a la investigación sobre la situación de los talleres clandestinos de Caballito, cuyo incendio costara la vida de 6 trabajadores. ¿Cómo explica esto la supuesta defensora de los derechos humanos? REPUDIAMOS FIRMEMENTE LA CANDIDATURA DE BALTROC.

Octubre es un mes difícil para nosotros. Será otro Día de la Madre sin nuestros hijos. Redoblaremos en estos momentos nuestra lucha y nuestra unidad. Marcharemos por las calles y tendremos la presencia que sea necesaria, junto a otras víctimas de Impunidad.

Nos veremos, en el Juicio y en la calle. El día 18 de octubre, nos encontramos en la Maratón por el Día de la Madre, mamás, esposas, novias, amigas, hermanas… acompañennos. Desde Plaza Italia hasta los Tribunales. Caminando en zapatillas, las que simbolizan a nuestros hijos.

EXIGIENDO: CASTIGO EFECTIVO A IBARRA, CHABAN Y TODOS LOS RESPONSABLES
INHABILITACION A LOS FUNCIONARIOS

Los pibes de Cromañon presentes