Karina Germano Lopez - La Gallega

Karina, conocida entre sus amigos  simplemente como La Gallega, está presa una cárcel de Brasil desde febrero de 2002 junto a otros cinco compañeros, acusados de participar en el secuestro de un "importante" publicista; un empresario millonario justo en un país donde la injusticia y el hambre son inmensas.
 
La Gallega siempre odió la injusticia, a los poderosos, a todos los que se enriquecen malditamente en nuestra explotada Latinoamérica;  a los jueces cómplices de esos ­ricos y a todos los milicos y policías criminales que ejecutan las órdenes de esos jueces.
 
Durante la dictadura militar argentina, la Galle tuvo que exiliarse junto a su madre, luego de la desaparición de su padre. Su destino fue España. Veinte años más tarde, regresó a Argentina en busca de su historia. Su personalidad inquieta no le permitió quedarse al margen, hizo muchos amigos, se hizo, querer y por supuesto participó en marcha y actividades contra la injusticia, por la memoria, por los derechos de las minorías.
 
Más tarde conoció otros compañeros militantes de organizaciones radicalizadas de nuestra luchadora América; del Frente Patriótico Manuel Rodríguez y del MIR (ambas de Chile). Todos creían en la dimensión continental que debe tener la revolución en América para ser verdadera. Así fue como la Galle se embarcó con ellos a Brasil. Una forma concreta de borrar las fronteras absurdas de los aún más absurdos estados nacionales: Una argentina “gallega" trabajando, soñando, conspirando junto a chilenos y colombianos:

Mauricio Hernández Norambuena (FPMR – Chile)
Alfredo Canales Moreno (MIR – Chile)
Marco Rodríguez Ortega (MIR – Chile)
Marta Uroga (Colombia)
William Gaona (Colombia)
Y
Karina Germano López “La Galle"

Los seis están presos, asumiendo los riesgos de jugarse por lo que creen, en una radical opción de lucha. Han sido condenados en segunda instancia a 30 años de prisión. La justicia, los dispersó en cinco cárceles, entorpeciendo la labor de los abogados y las restringidas visitas familiares que pueden recibir.
Mauricio Hernández Norambuena se encuentra en un régimen de aislamiento. No se le permite acceso a la prensa, ni libros. Sólo pueden verlo familiares directos y ni siquiera es respetando su derecho a una hora de patio diario.
Es fundamental que sean reconocidos como presos políticos, para respetar su real dimensión y los derechos que les corresponden como tal.

Comisión por la libertad de Karina Germano López
Y sus compañeros presos políticos en Brasil