Documento 30 meses de la masacre de Cromagnón

 

Consensuado por la Articulación de Familiares, Sobrevivientes y amigos de las victimas de Cromañón
30 veces 30

Hoy nos encontramos a 30 meses de aquel 30 que nos unió, entonces sin saberlo, y nos cubrió a todos con un manto de dolor a veces insoportable, pero que nos fue enseñando en esta caminata a no desfallecer, a sostenernos, para continuar nuestro legitimo reclamo de justicia.

Nuestro dolor e indignación se ven acrecentados por la declaración de incompetencia de la Jueza Crotto, que intenta seguir echando mantos de olvido sobre los responsables que tienen nombre y apellido; nuestra indignación crece viendo la impunidad de Ibarra, ahora nombrado, con el auspicio de Kirchner y la complicidad de Filmus y Heller, legislador de la Ciudad.

Sin embargo, tenemos que decir que Ibarra no volvió de la mano de todos. Hace unos años, Ibarra tenía el triple de los votos que sacó para entrar a la Legislatura esta vez. Esta vez, Ibarra fue votado por el 14% de los porteños. 86%, por uno u otro motivo le dijeron no. 87% que suma a los por lo menos 194 que no pudieron votar como resultado de la negligencia, la impunidad y la corrupción. Entonces Ibarra, pese a haber entrado, perdió más de 330.000 votos entre la primera vuelta del 2003 y la elección pasada (obtuvo el 33,7% en el 2003, y  ahora, el 14 %). ES DECIR, AUN ENTRANDO, IBARRA PERDIO.

El poder político no puede evaluar como un triunfo estas elecciones: se ha ocultado que en realidad el segundo puesto lo ocuparon quienes no fueron a votar, anularon su voto o votaron en blanco (más del 18% de la población). Si a esto le sumamos los no votantes estructurales (mayores de 70, personas enfermas o de viaje) que fue un 15%, entonces más del 30% de la población  no se consideró de una u otra manera, representada por las opciones que tenía. Nos preguntamos, ¿será indiferencia o será cansancio respecto de una manera de hacer política?

De todos modos, sabemos que no será fácil para nosotros y para toda persona que lucha contra la corrupción, la imagen de Ibarra en la Legislatura, intentando confundir con un discurso progre que hace agua ante los hechos. Pero seguiremos insistiendo, tenemos al menos 194 motivos para hacernos presentes recordándole que la inmunidad de la que gozará es para nosotros sinónimo de impunidad, y que la Justicia no ha dicho aún la última palabra en relación a su responsabilidad penal en la Causa Cromañón.

También estaremos presentes en la Legislatura para exigirles a nuestros representantes (porque nosotros somos los mandantes), que analicen la situación  Cromañón de la ciudad. Estamos haciendo un registro de los Cromañones efectivos o latentes que aparecen día a día. Nombramos en esta ocasión las luchas de padres y estudiantes del Colegio Mariano Acosta, cuya situación edilicia ya pone en riesgo de muerte a los cientos de estudiantes y docentes que allí aprenden. Queremos pedirles a vecinos y organizaciones que se acerquen a nuestro espacio de Articulación para denunciar las situaciones cromañón en barrios, escuelas, fábricas y universidades. Que los nuevos legisladores se hagan cargo, no solamente de tener entre sus filas al responsable político de 194 muertes evitables, sino también de la continuidad de la Ciudad Cromañón. En la denuncia de las situaciones cromañón, nuestro accionar no es en contra de centros culturales y espacios de vecinos y jóvenes, que el gobierno debería subsidiar para que pudieran seguir funcionando dignamente. Es contra la gran ganancia a costa de la vida y contra la corrupción gubernamental.

No solamente la Ciudad es Cromañón. También el país: el 20 de junio
murieron diez trabajadores de Aluar al derrumbarse el techo de un silo en la ciudad chubutense de Puerto Madryn, además de dejar gravemente heridas a otras 4 personas. Este llamado “accidente” que no fue tal, se produjo cuando los obreros colocaban una viga de 4500 kilos y la estructura que la sostenía,  cayó. Una muestra más de las condiciones en que trabajamos y vivimos los argentinos. Para las familias, nuestra solidaridad.

Junto a otras victimas de impunidad como siempre, señalamos que no se han dado pasos para la reaparición con vida de Jorge Julio López, en el supuesto país de la vigencia de los derechos humanos.
Tampoco se ha logrado el castigo a los responsables políticos del fusilamiento del maestro Carlos Fuentealba en Neuquén, y una jueza de Chos Malal acaba de procesar a una maestra por tratar con sus alumnos el tema de la huelga docente, y del fallecimiento del maestro conocido por todos. La maestra fue sumariada, y las producciones de los chicos incautadas por la jueza.

A cinco años de la Masacre de Puente Pueyrredón, hacemos llegar nuestra solidaridad a la familia y compañeros de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, piqueteros muertos por la policía el 26 de junio de 2002. En la ex estación Avellaneda, bautizada por todas las organizaciones como Estación Maxi y Darío, hemos estado, hemos dejado las zapatillas de nuestros pibes y hemos compartido nuestra bandera.

Varios elementos en común, además de la impunidad y la falta de respeto por jóvenes vidas, unen al asesinato de Kosteki y Santillán y el de nuestros chicos: la aparición de siniestros personajes que se van reciclando en sucesivos gobiernos como por ejemplo Aníbal Fernández, en ese momento Secretario General de la Presidencia del gobierno de Duhalde, y ahora Ministro del Interior. El mismo que  se lava las manos en el caso de Fuentealba. El mismo que no entrega la lista oficial de víctimas en Cromañón. El mismo que tiene un pedido de Juicio Político por ejercer presión sobre el juez que investiga la corrupción en el Caso Skanska.

También se recicló Juan José Alvarez, de nefasta actuación durante los asesinatos de Puente Pueyrredón, y luego llamado como “hombre fuerte” de este gobierno “democrático” al ocurrir Cromañón. De qué derechos humanos nos hablan?

También es llamativa la igualdad en cuanto al tratamiento de la mayoría de los medios de comunicación, que en el momento de morir Maximiliano y Darío, inventaban una pelea entre piqueteros, cuando había fotos que probaron la participación policial y la complicidad gubernamental. En nuestro caso, la mayor parte de los medios o nos ignoran, o desfiguran nuestra lucha, tratando de quitar legitimidad a nuestro reclamo y ocultando la verdad del horror.

  • Luchando contra los Cromañones latentes o manifiestos en la ciudad y el país
  • Luchando contra la impunidad junto a otras victimas
  • Nos encontramos en el Tribunal de Casación el 4 de julio a las 11 hs.

* QUE CASACION SE EXPIDA SOBRE JUAN CARLOS LOPEZ E IBARRA
* NO A LA IMPUNIDAD

LOS PIBES DE CROMAÑON PRESENTES
AHORA Y SIEMPRE