Presos políticos paraguayos - Juicio oral por pedido de extradición 12-06
El lunes 11 de diciembre comenzó el juicio oral por el pedido de extradición del estado de paraguay, hacia los seis compañeros paraguayos: Arístides Luciano Vera Silguero, Roque Rodriguez Torales, Simeón Bordón Salinas, Basiliano Cardozo Giménez, Agustín Acosta González y Gustavo Lescano Espínola. Están acusados de asociación criminal, secuestro y homicidio doloso.
 
El juicio de extradición se realiza ante el juzgado nacional en lo correccional y criminal federal nº 4, a cargo del juez Ariel Lijo; en los tribunales de comodoro py.
 
La sala de audiencias, con capacidad para 50 a 60 personas, estaba colmada de familiares y compas de diferentes organizaciones populares. Y acompañando en las calles, frente a los tribunales, había cientos de manifestantes.
 
El juicio comenzó con una larga lectura del pedido de extradición. Luego continuó con varios pedidos por parte de la defensa, como ser: recusación del juez, denuncias por medidas de pruebas rechazadas, parcialidad objetiva y subjetiva, pedidos de inconstitucionalidad por violación de varios artículos de la constitución nacional. Tanto el fiscal como el juez, rechazaron todos los pedidos de la defensa.
 
Llegaron las palabras de los compas:
 
“Se está ejecutando el “Plan Paraguay”, con cooperación del gobierno de Estado Unidos”
“Paraguay es un escenario bélico – medio oriente – latinoamericano”
“El discurso y la acción de los grupos de poder en Paraguay es que hay que matar a todos los dirigentes para avanzar con los desalojos de tierras”
“En los últimos años han sido asesinados más de 150 dirigentes de diferentes organizaciones. El terrorismo de Estado sigue vigente en Paraguay”
“La Comisión de Seguridad Ciudadana, la “Comisión Garrote”, es el brazo armado del partido colorado. Son los escuadrones de la muerte”
“El Estado de Paraguay es un Estado fallido, no vivimos en democracia, estamos en transición. Luchamos por construir la democracia”
“En el 2002 sufrimos el secuestro y la tortura de dos referentes de nuestra organización, sufrimos el terrorismo de estado, pero no hubo ningún culpable”
 
“En Paraguay existe una parcialidad manifiesta de la justicia”
“En mi país no existen jueces imparciales”
“Hay falta de garantías jurídicas, de seguridad jurídica”
“Los jueces son corruptos, el ejemplo más reciente es el caso de Ycuá Bolaños, están cuestionados, son lacayos”
 
“Lo que vivimos en Paraguay es la criminalización de las luchas”
“Para la oligarquía del país, es delito luchar y hablar así”
“En Paraguay se sigue matando y torturando”
“Hay una represión constante contra las organizaciones populares”  
“En Paraguay vivimos una “satanización de la izquierda”; ¿quién va a querer participar de una organización? Es una forma casi perfecta de aniquilación”
 
“Es importante ir formando a la gente en la conciencia”
“Como luchador, he luchado y sigo luchando por la vida”
“Seguiré luchando desde el lugar que estemos”
“Estamos, y estoy perseguido por mi opinión política, por soñar una patria mejor, por querer dejar de vivir arrodillado”
“Somos hijos de campesinos. Somos hijos del pueblo”
 
Hubo otras palabras, muchas más palabras. También sentimientos, sensaciones y emociones que no se explican con palabras.
 
Tres testigos presentados por la defensa aportaron más datos, contundentes, sobre la situación de violación a los derechos humanos que se vive en Paraguay.
 
El martes 12 de diciembre se leyeron los alegatos.
El fiscal planteó que es procedente el pedido de extradición.
La defensa rechazó, con sólidos y firmes argumentos, el pedido de extradición.
 
En ambas audiencias, los compas fueron “despedidos” con emotivos y solidarios cánticos de exigencia de libertad:

“A los compañeros: la libertad. A los asesinos la cárcel ya”


“Ya se acerca nochebuena, ya se acerca navidad. Libertad a los compañeros que están presos por luchar”


“Este gobierno, es de los patrones. Quiere meter preso a los luchadores. Libertad, libertad a los presos por luchar”

 
El jueves 14 de diciembre, a las 9 horas, el juez Ariel Lijo, dictará la sentencia.
La sentencia en el juicio de extradición puede permitir que los compañeros esperen en libertad la resolución por el pedido de refugio; o bien puede constituirse en la sentencia de muerte de estos 6 compañeros.
 
Si los condenan,
Nos condenan…
 
Pañuelos en Rebeldía Equipo de educación popular