últimos artículos


artículos
  • Caso TBA - Haedo - Noviembre 2005 - Carta de Rodrigo (excarcelado tras 7 meses de prisión)
    Antirrepresión y antiimpunidad
  • Espacio de Mujeres del Frente Popular Dario Santillán - Mujeres al frente y en la lucha
    Formación Política
  • Solicitada Memoria, Verdad y Justicia
    Antirrepresión y antiimpunidad
  • Claudio Katz - Alca Mercosur y Alba 1
    Formación Política
  • Documento 41 meses de la masacre de Cromañón
    Antirrepresión y antiimpunidad
  • Cronograma 3er Cabildo Abierto de Juego y Cultura La Plata 2007
    Arte, Juego y Cultura
  • Entrevista a Fabián Olivera - Movimiento Ambientalista de Mbororé
    Aukapacha
  • Causa Legislatura - Carta de Carmen Ifrán
    Antirrepresión y antiimpunidad
  • Mariano Algava - El valor del Juego en nuestra tarea
    Arte, Juego y Cultura
  • Arte, Juego y Cultura
 
Día internacional de la soberanía alimentaria
Marcha por la Soberanía alimentaria, la socialización de las riquezas y la unidad de los Pueblos Latinoamericanos
16 de octubre de 2008

Documento

Compañeras y compañeros:
 
En el día internacional de la soberanía alimentaria, en el marco de una crisis financiera global que una vez más intentarán descargar sobre las espaldas de los trabajadores y las trabajadoras, de los campesinos y campesinas pobres y del pueblo, hoy cientos de personas nos movilizamos por el derecho de los pueblos a definir su alimentación soberana, a definir sus propio destino y resistir las políticas imperialistas. Con esta actividad denunciamos a algunos de los principales responsables de la política de saqueo y exclusión que sufrimos diariamente.
Denunciamos a la Secretaria de Minería, principal garante de las empresas que saquean nuestro bienes comunes; realizamos un escrache frente a la casa de la provincia de Santiago del Estero, para repudiar la represión y criminalización que sufren los movimientos campesinos. Fuimos hasta el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) para denunciar el financiamiento y privilegios a los grandes exportadores en desmedro de la Soberanía alimentaria del pueblo. También hicimos un escrache en la Sociedad Rural , símbolo del monocultivo y el modelo concentrador de la tierra y pasamos por la Secretaria de Derechos Humanos que niega la libertad hace meses de los 6 compañeros presos paraguayos.
En solidaridad con el pueblo boliviano y para expresar nuestro apoyo frente al avance de la derecha, nos acercamos a la Embajada de Bolivia para terminar aquí en Plaza de Mayo reafirmando la necesidad de solidaridad y unidad de los pueblos de Nuestra América frente al imperialismo.
Si en 1945 la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación, la FAO dispuso que el 16 de octubre se conmemorara el día mundial de la alimentación, planteando el derecho de todos los habitantes del planeta a tener acceso a una alimentación adecuada, desde las organizaciones sociales y políticas se resignificó esta fecha como el Día Mundial por la Soberanía Alimentaria.
Día Mundial de la Soberanía Alimentaria porque entendemos que los alimentos no son una mercancía más y exigimos el derecho de los pueblos a definir sus propias políticas y estrategias sustentables de producción, distribución y consumo de alimentos que garanticen el derecho a la alimentación para toda la población. Estamos convencidos de que la soberanía alimentaria y la socialización de las riquezas son la vía para erradicar el hambre y la malnutrición y garantizar la seguridad alimentaria duradera y sustentable para todos los pueblos. Y estamos convencidos también de que esta solución no puede armonizarse con las reglas de juego del capitalismo.
En plena crisis financiera de los principales centros económicos del mundo, vemos que los pueblos de América Latina seguimos resistiendo la ofensiva realizada por las corporaciones trasnacionales y los grandes grupos económicos, que avanzaron en la recolonización de la región, considerado como un gran botín para sus negocios: entre otros embates, nos hemos encontrado con una precarización creciente de las condiciones de vida miles de hombres y mujeres, con el avasallamiento sobre los derechos humanos, laborales, sociales, con enormes dificultades para el acceso a la educación, a la salud, a la tierra, al trabajo y a la vivienda de las gran mayoría de los trabajadores y el pueblo en general; hemos resistido la desaparición de poblaciones enteras arrasadas por los megaproyectos de las políticas extractivas y agroexportadoras que han provocado la destrucción de los bienes de la naturaleza y la contaminación del medio ambiente; desconociendo la soberanía de los pueblos.
 La crisis alimentaria mundial es el resultado de muchos años de políticas destructivas que socavaron las producciones nacionales de alimentos, y llevaron a que algunos productores agropecuarios produjeran cultivos comerciales para compañías multinacionales y compraran sus alimentos de las mismas multinacionales (o a otras…) en el mercado mundial. En ese sentido las políticas especulativas del Fondo Monetario Internacional son aberrantes, sus préstamos para los cultivos de agrocombustibles son sentencias a muerte de las comunidades. Entre 2007 y 2008 el precio de los alimentos aumentó un 52%. Esto hizo que los que sufren desnutrición crónica en el mundo crecieran casi un 10%: de 848 millones a 923 millones. Estamos hablando de 75 millones de "nuevos hambrientos" que no obtienen ningún tipo de respuesta.
Argentina, con el plan sojero exportador para forraje, no escapa a este modelo. En tanto, el Banco Mundial favorece préstamos para mayor endeudamiento en Latinoamérica, por el IIRSA, Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana plan de generación de caminos y vías rápidas que requieren las multinacionales para exportar y saquear nuestra riquezas rápidamente, y en nada necesarios para el crecimiento o desarrollo de las comunidades locales.
 Rechazamos las políticas de destrucción de nuestros suelos por el modelo de monocultivo transgénico, y el uso de agrotóxicos, así como  el avance indiscriminado de las fronteras cultivables con la destrucción de nuestros bosques. Nos oponemos firmemente a la desnaturalización del agua, fuente de vida y alimento, contaminada irreversiblemente por los agronegocios y la megaminería
Exigimos nuestro derecho a vivir en un ambiente sano y sustentable; de proteger y regular la producción nacional agrícola y ganadera, así como a proteger nuestros mercados domésticos de la especulación mercantil.
En nuestro país los discursos sobre la distribución de la riqueza en pleno conflicto entre el gobierno nacional y la Mesa de Enlace solo quedaron en palabras: la especulación en los precios y su suba sostenida, durante el conflicto de las entidades agropecuarias y la carestía de la vida en general, sin un aumento de los sueldos de los trabajadores se tradujo en una situación económica insostenible para los millones que habitamos en Argentina. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner prometió la redistribución pero, tras cinco años de gestión, no revirtió el esquema de desigualdad social y económica que aún se encuentra tan vigente como siempre. El reclamo de los sectores populares no fue escuchado: ni el reclamo de un nuevo modelo agropecuario, planteado por las organizaciones sociales, políticas y por el Movimiento Nacional Campesino Indígena, en donde se garantice que ningún trabajador rural sea explotado y ningún campesino sea expulsado de la tierra, queremos la tierra esté bajo control de los hombres y mujeres que la trabajan.
En los hechos, el modelo de saqueo basado en la contaminación y  extracción de los bienes naturales, en la extranjerización de la tierra y en una mayor precarización de la vida fue sostenido durante el gobierno de los Kirchner y tuvo como proceso paralelo la criminalización y represión de los movimientos campesinos que integran La Vía Campesina. En el último mes, fueron detenidos más de 50 compañeros del Movimiento Campesino de Santiago del Estero Vía Campesina. Todos los procedimientos fueron accionados con falsas denuncias, con amenazas y apremios ilegales, incluidos mujeres y niños, dañando las casas y pertenencias de las familias campesinas. Rechazamos que las organizaciones que resisten las embestidas de los agronegocios sobre la vida campesina indígena sean criminalizadas y reprimidas por los gobiernos de turno. Repudiamos también el uso de la criminalización a quienes luchan por sus derechos como forma de respuesta frente a los reclamos sociales, como es la situación de los vecinos que se autoconvocan y organizan en contra de la megaminería contaminante en Catamarca, San Juan, La Rioja , Tucumán, vecinos que defienden sus derechos y son amenazados y judicializados.
En este sentido, repudiamos el nefasto rechazo del refugio político por parte del gobierno nacional, a los seis compañeros campesinos paraguayos, presos políticos en Argentina hace más de 2 años y 5 meses. Repudiamos el dictamen de la secretaría de derechos humanos, donde se pronuncia a favor del rechazo del refugio político, diciendo vergonzosa y textualmente que: "la actividad política de los peticionantes consiste en una actuación de bajo perfil, circunstancia ésta que dificultan la posibilidad de una persecución política".
A 63 días de la huelga de hambre: ¡Libertad ya a Agustín Acosta, Basiliano Cardozo, Gustavo Lezcano, Simeón Bordón, Roque Rodríguez, Arístides Vera!
A 63 días de huelga de hambre: ¡No a la extradición! ¡Sí a la libertad!  
 
Por último pero no menos importante, queremos expresar nuestra vergüenza por el triste papel que las tropas militares argentinas y de otros países desempeñan en Haití. Tras sufrir el paso de cuatro huracanes  el pueblo haitiano merece ayuda y solidaridad material, no tropas de ocupación extranjeras que socaven su soberanía Por eso rechazamos la ocupación militar. Por eso decimos Basta de ocupacion de la ONU en Haití, por el regreso de los militares Argentinos y latinoamericanos.
 
Frente a esta situación las organizaciones campesinas, sindicales, barriales, culturales, proponemos un modelo productivo que garantice tierra, trabajo y justicia para todos sus habitantes, alimentos sanos y baratos para la población, que ponga en práctica diariamente la soberanía de los pueblos.

Por la soberanía alimentaria y la socialización de la riqueza.

Por la unidad de los pueblos latinoamericanos para frenar a el imperialismo.

Contra el saqueo, la contaminación y la destrucción de los bienes comunes.

Basta de hambre e inflación.

Contra la criminalización de la protesta social, libertad a los presos políticos.

- Espacio Promotor del ALBA de los Movimientos Sociales
- Otro Camino para superar la Crisis
- Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) Regional Buenos Aires

FIRMA DE TODAS LAS ORGANIZACIONES MAS ADHESIONES

Movimiento Nacional Campesino Indígena
Frente Popular Darío Santillán
Frente de Organizaciones en Lucha
MTD Aníbal Verón Nueva Fuerza
Frente de Organizaciones por el Poder Popular
Encuentro Latinoamericano de Trabajadores
Convocatoria por la Liberacion Nacional y Social.
Pañuelos en Rebeldía
Conciencia Solidaria
Movimiento Patriótico Revolucionario Quebracho
CEPPAS
Viejo Topo Colectivo Universitario
Siguen las firmas 
 
Siguiente >