Documento 46 meses de la masacre de Cromañón Imprimir E-Mail

UNIDOS PREPARAMOS LA MARCHA DEL 30 DE DICIEMBRE

Este mes de octubre que termina, ha sido particularmente difícil para nosotros. Otro Día de la Madre sin nuestros chicos. Es por eso que pedimos hoy un minuto de aplauso por las mamás fallecidas en este camino de lucha y espera, pero no de espera sin lucha. No solamente mata el cianuro; también mata la impunidad.

En este marco, expresamos nuestra solidaridad con la familia de Marcelita Iglesias, la niña fallecida en el Paseo de la Infanta, caso que prescribió por los vericuetos de la llamada Justicia y cuya familia ha continuado incansablemente su reclamo desde el hecho, ocurrido en 1996.

En este mes también, el Poder Judicial le otorgó la libertad condicional a Gregorio Ríos, ex jefe de la custodia del empresario Alfredo Yabrán,  condenado en el año 2000 a reclusión perpetua por el crimen del fotógrafo José Luis Cabezas. Poco duró la “prisión perpetua”: el homicida  Ríos podrá caminar por la calle tranquilamente. Para la familia Cabezas, nuestra solidaridad.

Solidaridad que seguiremos ejerciendo durante cada marcha y cada una de nuestras acciones. Como en la Maratón de la Ausencia, están presentes aquí otras víctimas de impunidad, que esperemos encuentren en nuestro movimiento, un espacio de resonancia y de unión, un espacio para luchar acompañados.

Y si de solidaridad vamos a hablar, necesitamos la solidaridad de todos para la organización de la Marcha del 30 de diciembre, a 4 años de la masacre de Cromañón. Necesitamos la presencia en las calles de todas las organizaciones, los grupos, los movimientos, los centros de estudiantes, las murgas, los grupos musicales, los maestros, las familias, los vecinos.

Solidaridad que en muchos casos fue manifestándose, y que ahora necesita de un gran empujón, para que la marcha del 30 de diciembre sea contundente, para que le demuestre al poder político y empresarial, que seguimos de pie, que CROMAÑON NOS PASÓ A TODOS  y que lamentablemente sigue ocurriendo.

Más importante que nunca, esta marcha se realizará al mismo tiempo que el Juicio Penal por la Masacre.

Juicio por el cual hemos luchado, y que ha corrido el riesgo de no realizarse durante este año, con lo cual hubiera prescripto la causa contra los funcionarios del Gobierno de la ciudad. Nos referimos a Fabiana  Fiszbin,  Gustavo Torres y Ana María Fernández.

Juicio que venimos siguiendo con atención y presencia, en medio de provocaciones de varios de los imputados, actuaciones teatrales,  y chicanas de sus defensas; cuyas preguntas y argumentos se deslizan hacia la culpabilización de  las víctimas, un “deporte” que en nuestro país tiene muchos antecedentes, uno de ellos durante la dictadura militar. “Por algo habrá sido”.  “Por algo será”. Así, resurgen la mentira de la guardería, que de tanto decirla queda, la mentira del alcohol, que marca sospechas sobre la moral de las victimas e intenta diluir la responsabilidad real de sus victimarios.

Vale la pena recordar, entonces, quiénes son y somos las victimas. Desde la noche del 30, y cuando nosotros deambulábamos en  desesperada búsqueda por hospitales, clínicas, calles y morgues, mientras nos entregaban los cuerpos tres días después sin refrigeración, mientras los sobrevivientes se apiñaban en los hospitales y llevaban ya en sus cuerpos recuerdos imborrables, en el poder se preparaban las componendas del caso, para salvar los cargos políticos. Kirchner escondido en El Calafate, Ibarra escondido en alguna repartición municipal.

Desde ese momento, junto a sobrevivientes y amigos, nos embarcamos en un camino de lucha por memoria, verdad y justicia, sin dobles intenciones ni especulaciones políticas. En cambio, la manipulación vino desde el otro lado: sin jamás responder acerca de los hechos, sin siquiera darnos una lista definitiva de víctimas, desde los resortes del poder se nos acusó de golpistas.

Este plan sigue en marcha, aunque ha trastabillado por nuestra acción y por la solidaridad.

Estamos  luchando  en distintos frentes, sabiendo cada día que en este Juicio está ausente el principal responsable político de la masacre: Aníbal Ibarra, quien hoy ostenta un cargo en la legislatura, gozando de impunidad tanto legislativa como penal, porque fue sobreseído por la jueza Crotto en un fallo lamentable, y contradictorio si tenemos en cuenta que todos los funcionarios que le siguen en jerarquía están acusados. 

Por todos estos motivos, necesitamos, y la sociedad necesita, una marcha del 30 de diciembre masiva,  con presencia y voz  de todas las víctimas de impunidad, con presencia de jóvenes, con quienes siempre estuvieron y con quienes ahora, quieran sumarse. Invitamos a todos y todas a acercarse a nuestros espacios de Articulación que  mantendremos;  a cada uno de los grupos de familiares, sobrevivientes y amigos, a cada una de nuestras páginas web y a cada uno de nosotros y nosotras. Tenemos mucho camino por andar de aquí a diciembre.

* BASTA DE ARGENTINA REPUBLICA DE CROMAÑON
* BASTA DE IMPUNIDAD
* CARCEL A IBARRA CHABAN Y TODOS LOS RESPONSABLES
* TODOS A LA MARCHA DEL 30 DE DICIEMBRE A 4 AÑOS DE LA MASACRE

LOS PIBES PRESENTES

 
  Siguiente >
radio
espejos.jpg
Julio López, 6 años desaparecido.

 
dejanos tu firma
28.de.mayo.jpg
No a la impunidad
carlos.fuentealba.jpg