Causa Legislatura - Carta abierta desde la cárcel de Devoto Jorge Nieva Imprimir E-Mail

Villa Devoto, 11 de agosto, 2005.

El siguiente da cuenta de la falsedad de los dichos policiales que constituyen las únicas pruebas que lo incriminan tanto a él como a sus 14 compañeros de causa y que los jueces y fiscales fuerzan y dan por válidas al sólo fin de poderles aplicar figuras penales no excarcelables.

Carta de un preso político.

Denuncio al Estado argentino por haberme encarcelado, incriminado y procesado sin tener más pruebas que los falsos testimonios de algunos policías. Sólo por haberme disfrazado de “puritano inquisidor” me acusan con los peores cargos. La jueza de instrucción Silvia Ramona del juzgado nº 37, el fiscal Claudio Soca de la fiscalía nº 46 y los jueces de la Cámara nacional en lo criminal y correccional nº 5 Rodolfo Pociello Argerich, Guillermo Navarro y Mario Filosof. Todos cumplieron un mal desempeño de sus funciones. Basados en los dichos malintencionados y discriminatorios de algunos policías, estos cinco empleados del Poder Judicial expresaron también su homofobia consintiendo y agravando las acusaciones iniciales. Esta causa nº 42.012/2004 contra mí y otras 14 personas està repleta de errores judiciales.

Soy inteligente y civilizado y no está en mi naturaleza romper cosas. El 16/7/04 sólo llevaba una bandera y me expresé verbalmente. Soy un adulto conciente y responsable de mis actos; mi conducta se basa en mi lucidez cerebral. Ese día marché a la Legislatura para manifestarme pacíficamente contra el Código Contravencional, repudiando con mi disfraz su esencia autoritaria y represiva, pues convierte en delito el trabajo en la vía pública, del cual sobreviven miles de excluidos sociales junto a sus respectivas familias.

 Se criminaliza la pobreza sancionando con multas y prisión a quienes hacen del espacio público su medio de subsistencia. Estos 5 funcionarios judiciales, al aplicarnos cargos como coacción agravada, privación ilegítima de la libertad y daño calificado están haciendo un uso arbitrario e inconstitucional del Código Penal, violando derechos civiles y garantías ciudadanas propias de la Democracia. Creen que mi conducta y la de los otros 14 detenidos, diversificada en lugares y momentos distintos, conformaron una unidad de acción. Creen sólo en la opinión de Santiago de Estrada, quien como antecedente democrático tiene haber sido embajador del dictador Jorge Rafael Videla en el Vaticano.

En las páginas 92 y 93 de su informe, el fiscal Soca expresa textualmente que “lo cierto es que los firmes y contundentes dichos de los policías intervinientes en el sumario y en las detenciones de los 15 resulta una prueba fundamental para acusarlos por su participación en los hechos. Sólo los policías se manejaron con total imparcialidad y con mirada objetiva a la hora de declarar, por tal razón estos testimonios deben prevalecer sobre los de los testigos que declararon a favor de los acusados”. Así piensan también Navarro, Filosof y Argerich, que dos veces ratificaron todo lo actuado por Ramona y Soca.

Yo, Jorge Nieva, como preso político del Estado Argentino, pongo a consideración de Ustedes, los dichos de los UNICOS TESTIGOS OCULARES, para que evalúen su grado de credibilidad.
Esto dicen de mí los policías y otros informes técnicos aportados como pruebas válidas en la Instrucción sumarial.

1) a] El subinspector Daniel Aníbal Curva de la comisaría nº 14, “refirió que al travesti no lo observó arrojando objetos contra la Legislatura ni dañando al grupo electrógeno” [Página 39 del informe de Soca].

    b] La comisaría segunda y legisladores aportaron los videos nº 2, 4, 5, 6, tercera y octava parte: “A Jorge Nieva se lo ve integrando un grupo de travestis que golpeaban un grupo electrógeno, aunque no se lo ve poniendo manos sobre el mismo, más sí adhiriendo a tal accionar mediante gestos” [Página 50-51 del informe del fiscal Soca].

Sobre  estos dos testimonios policiales y legislativos el fiscal Claudio Soca opina en la página 92 que èl “tiene por acreditado con el grado de PROBABILIDAD que Nieva participó de la destrucción del grupo electrógeno perteneciente a la PFA, como así también en los daños producidos sobre el Palacio Legislativo.
Su evidente actitud afirmativa hacia los desmanes que se estaban produciendo me permite considerar ello”.
Por todo esto me aplica el delito de “daño agravado” [página 102 del informe del fiscal]. Por mi parte afirmo que cuando llegué a la Legislatura los hechos YA SE HABÌAN PRODUCIDO y sólo salían chorros de agua del interior.

2) El subinspector Daniel Aníbal Curva de la comisaría nº 14 dice que junto al ayudante Nicolás Silva vio alrededor de las 19:30 horas a un travestido el cual agredía físicamente a una mujer que salía de la Legislatura SIN CAUSAR LESION [página 19]. Daniel Curva dice que alrededor de las 19 horas vio a un travesti que agredió a una mujer legisladora que hablaba para la TV [páginas 38 y 39, informe del fiscal].

a] La legisladora era Silvia Paola La Ruffa, quien declara que a las 18:30 salio por la puerta de Diagonal Sur sin ningún inconveniente, allí vio a Margarita Meira con quien mantuvo una discusión sobre el Código [página 70]. Luego, en la página 88 el fiscal Soca dice que la legisladora declaró haber sido agredida por Meira cuando salía de la Legislatura [fs. 2569].

b] Se ve a Jorge Nieva persiguiendo a una legisladora que era atacada por Meira, información de videos 2, 4, 5, 6, tercera y octava aportados por la comisaría segunda [páginas 50 y 51, informe del fiscal].
A Nieva LA LEGISLADORA NO ACUSA, pues yo nada le hice. Sólo la seguí, gritándole que el pueblo pobre no fundió a este país y sí lo hicieron los grupos de poder.

c] Al respecto, el fiscal Claudio Soca escribe en su informe en la página 96: “quedaron comprobados los embates físicos padecidos por la legisladora porteña por parte del imputado Nieva”.

d] La jueza Ramond me acusó de intimidar a la legisladora, mintiendo así maliciosamente al afirmar que le propiné puntapiés y golpes a La Ruffa Silvia cuando salía del edificio [página 1166]. Ramond dice que esto aconteció alrededor de las 18 horas. Estas imputaciones las ratifica Soca en su informe, página 6. Pero yo afirmo que no estoy loco como para pegarle a una mujer. Todo esto està filmado y los videos muestran que NO LA AGREDI. Para incriminarme inventaron hechos que no ocurrieron.

3) a] El cabo primero Walter Ibáñez, compañero del agente Pablo Emilio Bolesi [no dicen de qué seccional son] declaran que cuando llegó el carro del traslado, una persona travestida comenzó a violentarse y a increparlos a fin de evitar su labor, arrojando puntapiés y manotazos contra ellos dos, SIN LLEGAR A LESIONARLOS [fs. 29 y 678, página 43 del informe de Soca] y que por eso me detuvieron.

b] Este cabo Ibáñez dice que también colaboró en la detención de un sujeto calvo y robusto que llevaba un bombo, una mochila y palo de gran dimensión con que golpea al bombo. En la ficha de individualización identifica a este masculino como Héctor Suriano, a quien detuvo a las 18:25 horas. [Página 43 informe del fiscal].

c] El inspector Rodolfo Fraile dice que alrededor de las 17 horas detuvo a Eduardo Héctor Suriano según foto de fs. 565 [página 24 del informe del fiscal]. Increíble: Suriano FUE DETENIDO DOS VECES POR DOS POLICIAS EN DISTINTOS HORARIOS.

d] El subinspector  Daniel Curva [fs. 21/22] y su ayudante Nicolás Silva dicen que detuvieron a un sujeto travestido y al calvo [Amitrano] en la boca de la estación Bolívar del subte E, siendo también detenidos Meira y Cifuentes. “Ante ello, se debió utilizar la fuerza mínima e indispensable a fin de introducirlos al camión de traslado [página 20 informe de Soca]. Curva y Silva de la comisaría 14 dicen que participaron en la detención de un travestido que llevaba una bandera con el signo nazi [página 21 informe de Soca]. Curva declara que tanto èl como otros policías se identificaron ante los integrantes de un grupo que se encontraba en el interior de la estación Bolívar a los que les indicaron que debían acompañarlos en razón de todo lo ocurrido ese día y que estando todos en el exterior, se procedió a la detención del travesti y de Cifuentes, Amitrano y Meira [fs. 657/58. página 38 y 39 del informe de Soca].

e] En los videos aportados por la comisaría segunda y los legisladores dice el fiscal que se ve a Jorge Nieva resistiéndose a su detención [videos 2, 4, 5, 6, tercera y octava parte].

f] El cabo Ibáñez y el agente Bolesi compañeros de la comisaría [no lo aclaran] declaran que detuvieron a una persona de apariencia femenina pero de voz masculina, y que intentaba impedir su labor mediante empujones, golpes de puños, patadas y forcejeos con los mismos [fs. 28 y 29, fs. 682]. Dicen que fue alrededor de las 18:25 horas. Sólo estos dos policías me acusan de violencia en la detención [página 24 informe Soca].

g] El fiscal Claudio Soca dice que Jorge Antonio Nieva ejerció violencia sobre los agentes del orden que intentaron aprehenderlo, resistiéndose a ellos, lo que obligó a los policías [Bolesi e Ibáñez] a emplear la fuerza en demasía para reducirlo. A los funcionarios legítimamente autorizados para detenerlo se opuso utilizando su fuerza física de manera violenta [páginas 100 y 101 informe de Soca].

El fiscal ELIGE creerles a Bolesi e Ibáñez que fui violento. Estos policías no dicen a qué comisaría pertenecen. El cabo Ibáñez es quien dice haber detenido a Héctor Suriano a las 18:25 horas [página 43] cuando en realidad ya estaba detenido éste por el inspector Rodolfo Fraile a las 17 horas [página 24].
El subinspector Curva y su ayudante Nicolás Silva, que también me detuvieron en la boca del subte E, jamás declararon que ejercí violencia contra ellos [fs. 21/22/23/24, páginas 20/21 y 38/39 del informe de Soca].

A mi ningún policía me dijo “hay una orden de arresto contra usted o queda detenido bajo los cargos de…”, ni que suba a ningún carro de traslado. En la boca de la estación Bolívar del subte E nos rodea una horda, una patota que empujaba y yo no sabía si eran barras bravas, secuestradores o policías. Agarré a Margarita de su brazo pues temía por su integridad, y creo que también me agarré del muchacho grande y robusto que tocaba el bombo [Amitrano]. Lo hice temeroso de que en forma individual, por ser manifestantes, nos secuestraran y asesinaran arrojándonos luego por ahí. Esa masa de tipos que nos empujaba y arrastraba de aquí para allá, es la que me hace caer de rodillas, se me rompe el pantalón y me lastimo la rodilla izquierda, herida a la que ningún médico le colocó jamás alcohol ni desinfectante. Sólo constató de ella el médico legista cuando fui a las indagatorias…
Mi detención está filmada por canal 13, 9 y Crónica, y ahí se ve que no hubo violencia de mi parte. Sólo la hubo de parte de la PATOTA DE CIVIL que, a los empujones nos meten dentro de una camioneta que resultó ser un carro de traslado policial. Si una persona está lucida y conciente de sus actos, de su buena conducta, tiene derecho a preguntar por qué nos empujan, qué pasa. El delincuente huye, el decente no.
Yo sí sufrí lesiones en esa detención violenta. En la página 1203 [fs. 1123] del informe de la jueza Ramona luce informe médico forense relacionado con el imputado Jorge A. Nieva. Tengo la cicatriz como evidencia.

4) El testimonio del ayudante Nicolás Silva quien dijo haber visto a Nieva [sujeto travestido] en similar actitud que Amitrano arrojando piedras contra la Legislatura. [página 92 del informe de Soca]. Si esto fuese verdad: cómo es que ningún video lo muestra? Esa es una gran mentira, ES FALSO TESTIMONIO, ES PERJURIO.
Si estaba Silva junto al subinspector Curva, como este declaró “que no lo observó al travesti arrojando objetos contra la Legislatura” [página 39]. Curva y Silva son una dupla de la comisaría 14 de la PFA.
Este policía Silva vuelve a mentir como cuando dijo que yo agredí físicamente a la legisladora La Ruffa.

Informes técnicos hechos por la inteligencia policial:

5) La pericia efectuada por la División Individualización Criminal de la PFA dice: Se ve a Jorge Nieva con la túnica blanca. Una máscara y una bandera con los colores papales y símbolo característico de xenofobia [página 72 informe de Soca]. Esta división policial nada dice de mí en cuanto a estar cometiendo delitos contra nada ni nadie. Interpretan que estar ahí expresándome con un antifaz no es ningún crimen.

6) El sargento Claudio Gutiérrez, bombero de la PFA, tenía a su cargo el grupo electrógeno. Alrededor de las 15 horas llegó un grupo de 30 personas con palos, comenzando estos a arrojar elementos contundentes y piedras contra el edificio. Luego se abalanzaron sobre el grupo electrógeno, razón por la cual se replegó al interior de la Legislatura desde donde OBSERVO como era roto con piedras y palos [páginas 24/25 informe de Soca]. Este sargento no declara haberme visto incitando a que lo rompan, como acusa la jueza Ramona y el fiscal Soca agrava la imputación afirmando que “Nieva participó en la destrucción de dicho bien”. Gutiérrez fue testigo ocular de este hecho y no me acusa.

7) La División Operaciones de la PFA aportó un video de publicaciones televisivas referentes a los sucesos investigados junto con imágenes que referencian los mismos [fs. 971, página 47 informe de Soca]. En dicho material nadie me identifica produciendo daños contra nada.

8) El inspector Luis Fuentes expuso que al observar filmaciones de medios televisivos referentes a los sucesos investigados NO LOGRO INDIVIDUALIZAR AL IMPUTADO JORGE NIEVA agrediendo la Legislatura [fs. 983, páginas 48 y 49 informe de Soca].

9) El secretario de la Fiscalía de Cámara Contravencional de Buenos Aires informó que del cotejo efectuado entre las fotografías acompañadas oportunamente por la seccional segunda PFA y aquellas obrantes en sus registros tal como así fue ordenado en el decreto de fs. 619 [paginas 53/54 informe de Soca]. A este funcionario no le fue posible identificarme en ningún hecho violento.

10) El Banco de la Nación Argentina aportó 4 videos casetes [página 54 informe de Soca]. Aquí nadie me reconoce en nada [fs. 1495].

11) A fs. 2708/2728 luce el cotejo realizado entre las imágenes digitalizadas y las fichas de Individualización. Del mismo surge que Jorge Antonio Nieva se hallaba en las inmediaciones de la Legislatura el día de los hechos [página 73 informe de Soca].

Jorge Antonio Nieva
Preso en la cárcel de Devoto. Bermúdez 2651. Planta 1 pabellón intermedio.

 
  Siguiente >
radio
espejos.jpg
Julio López, 6 años desaparecido.

 
dejanos tu firma
28.de.mayo.jpg
No a la impunidad
carlos.fuentealba.jpg