Causa Legislatura - Un año después, seguimos presos Imprimir E-Mail


Desde el 16 de julio de 2004, quince hombres y mujeres están encarcelados por reclamar sus derechos frente a la Legislatura porteña. Son nuestros hijos, madres, esposas, maridos, hermanos, compañeros y por ellos salimos hoy a la calle a exigir su inmediata libertad.
En estos doce meses nos enfrentamos a un mecanismo perverso capaz de justificar esta injusticia con argumentos de todo tipo.
Los medios de comunicación se dedicaron primero a calificarlos de vándalos, para luego callar o mirar para otro lado cuando esas mentiras se refutaron con la verdad.
La justicia demostró que tiene garantías ilimitadas para aquellos que cuentan con protección política y un ensañamiento brutal para quienes reclamamos que se respeten nuestros derechos. Fue así como un día nos encontramos en la puerta de Tribunales con los familiares de Cromañón. Ellos repudiando la liberación de Chabán. Nosotros exigiendo la libertad de nuestros familiares y compañeros. Los dos luchando contra la impunidad.
Así fue, también, como vimos que el mismo menú de delitos con los que mantienen a estos 15 hombres y mujeres tras las rejas les servía a los jueces para castigar a quienes reclamaban trabajo genuino en Caleta Olivia o un aumento salarial en Pico Truncado.
Vimos, además, que con idénticos argumentos han procesado a más de 5.000 trabajadores en todo el país o armado causas con las que mantienen en prisión a militantes sociales, como Gabriel Roser.
Y vemos ahora cómo aquello contra lo cual salimos a manifestar hace un año es hoy el arma con la que se persigue a quienes solo nos queda la calle para trabajar. El Código Contravencional –como decíamos ayer, como repetimos hoy- es la consagración de la caja negra que mantiene a la policía y los políticos corruptos. Contra eso gritamos con furia hace un año y volvemos a gritar hoy y mañana y todas las veces que haga falta hasta que se derogue.
En tanto, el gobierno hacina en las cárceles a quienes son víctimas de la exclusión y mantiene en la impunidad los crímenes de Puente Pueyrredón, Bulascio, Miguel Bru, los asesinatos de Ibañez y Cuellas, en Jujuy, la bomba en Plaza de Mayo, el atentado a la AMIA...
Este gobierno, que recibe medallas por los derechos humanos mientras mantiene en la cárcel a vendedores ambulantes y mujeres en estado de prostitución acusándolos de los mismos delitos que cometieron los criminales de la dictadura.
Decimos hoy:
Carmen Ifrán, Marcela  Sanagua, Margarita Meira, Martín Armitrano, Carlos  Santamaría, Eduardo Suriano, Adolfo Sánchez, Fabián Scaramella, Horacio Ojeda, Jorge Nieva, Eduardo  Ruiz, Héctor Gómez,  Aníbal Fortuny Calderón, Antonio Medina y César Gerez: estamos todos presos con ustedes.
Por eso le pedimos a aquellos que quieran una Argentina más justa, donde ser pobre no sea un delito, que griten hoy junto a nosotros: ¡libertad!

 
  Siguiente >
radio
espejos.jpg
Julio López, 6 años desaparecido.

 
dejanos tu firma
28.de.mayo.jpg
No a la impunidad
carlos.fuentealba.jpg