Cabildo Abierto de Juego y Cultura - septiembre 2006

Relato de lo ocurrido

El pasado  16 y 17 de septiembre, se llevó a cabo  en  la  Universidad popular Madres  de Plaza de Mayo, el  segundo Cabildo abierto de  juego y cultura, organizado  por el área de juego, arte y cultura, del equipo  de educación popular “Pañuelos en Rebeldía”.
Consistió en un encuentro, donde confluyeron diversas experiencias  del campo popular ligadas al juego y  al arte. Participaron mas de 150 personas, en talleres  que  se  desarrollaron durante  los dos días, con plenarios, con diversos aportes  y  con mucha alegría y festividad.
El cabildo abierto de  juego y cultura es un intento  de fortalecer desde los movimientos,  desde  los luchadores  y luchadoras, el impulso lúdico. Este impulso resulta fundamental  a  la hora de  producir actos creativos y nuevas subjetividades, que generen nuevos vínculos,  nuevas realidades. Por otro lado también se propone que las personas que  trabajan  en el campo  del juego, del  arte y la  cultura en general,  se aproximen a  los  espacios de  militancia,  se vinculen con la energía, la  mística y pasión  militante.
Diferentes  grupos acercaron  sus  propuestas para  los talleres,  el  sábado estuvieron:

  • Área de  juego, arte  y cultura de  “Pañuelos en Rebeldía”´, presentando  “C.A.J.I.T.A.” una  bienvenida lúdica, trabajando con cajas, donde se construyeron diversas cosas que simbolizaban identidades,  lugares,  etc.
  • “Ágora TV”, compas que vienen  trabajando el tema de la imagen y la televisión como un derecho de  apropiación de las tecnologías  y de  producción  de una subjetividad propia del campo  popular.
  • “Contraviento” , Los compañeros y compañeras del FPDS, que vienen trabajando con  talleres en los barrios, serigrafía, sténcil, murga, etc. Hicieron un taller donde primó el despliegue  de color, música, y energía!!
  • “Nómade 6” Unos compas de  Córdoba que  trajeron su “Circo sin dueño”, artistas  que juegan a  inventar circos  allí donde  nunca  los hubo, con clown, con  acrobacia,  malabares y mucho  de lo  que pusieron los participantes, carpa inventada  incluida!!
  • “Marco Esqueche” que brindó un taller de Danza ancestral  afro,  recreando  las acciones  rítmicas , colectivas de las  comunidades afrodescendientes de  nuestra tierra,  como forma de  recuperar la historia ancestral,  denunciar  su discriminación, y vivir  su resistencia.

Luego del plenario y la puesta en  común, el equipo de educación popular  “Pañuelos en Rebeldía” realizó una emotiva mística sobre la noche de los lápices, recordando  a los compas desaparecidos, reivindicando  su lucha y resignificando en el hoy, nuevas luchas y otros compas.
También  estuvo  Moira Millán, de la comunidad Pillán Mahuiza contando de la resistencia cultural del  pueblo Mapuche y  cantando y enseñando alguna  canciones de su  pueblo.
Finalmente el sábado terminó con una peña en la asamblea popular de  Pompeya.
El  domingo abrieron la mañana los compas de  CU.JU.CA.  (Cumbre de Juegos  Callejeros), que propusieron recrear juegos olvidados y “relegados” por la cultura del consumo  y el sistema. Así la Plaza congreso se transformó en una pista de autitos  rellenados con masilla, en espacio de rayuelas,  de avioncitos de papel, de baleros, cuentos, etc.  Luego de  dos  horas  de jugar, los asistentes y ocasionales transeúntes,  cerraron al grito de “¡¡los recuperamos!!”

Luego los  talleres fueron:

  • “Miradas en Movimiento” de los y las  compas de  “Tagua”, una agrupación de Córdoba que recreó  su experiencia  de  trabajo barrial con  fotos e imágenes.
  • “Trajes  en  Rebeldía”,  de la murga  “Los que  nunca  Callarán”, los pibes y las pibas  sobrevivientes de Cromañon, junto a familiares y  amigos. Una  murga que  transforma  en canto  y baile el recuerdo de sus  compañeros y que  no dejó de  denunciar, de  pedir justicia, de mantener viva  la memoria. Brindaron un taller  donde se armó una  murga, una canción y  donde se vivió de  cerca el dolor y  la alegría por seguir luchando y  recordando.
  • “Teatro popular” de  los compas del Barrio la Gloria de Mendoza,  que recrearon su experiencia de organización  barrial y el lugar del teatro y el  arte en la resistencia al estado  elitista que los oprime, fortaleciendo  su propia  capacidad de construir desde  la  adversidad.
  • “Casa Amérika”, compas de Mendoza, que  recuperaron la estación central de  trenes de esa ciudad y la pusieron al servicio del potencial creativo y artístico  de  la  comunidad, recrearon  esa experiencia desde diversos lenguajes  artísticos.

Luego del plenario donde se puso  en común  lo vivido, se cerró el  cabildo con el aporte de Carlos Rivero, docente de la escuela popular de  música de  Avellaneda, con el que se bailó chacareras  carnavalitos  y  varios  ritmos mas que se fueron  fusionando con los tambores de la murga!!.
La experiencia del cabildo, mas allá de  cada  uno de los talleres, fue un  hecho político íntegro, que recuperó la alegría de los y  las luchadoras. Lo vivido propuso una dinámica donde  la idea  de un  hombre y una mujer  nueva, creativa, solidaria, comprometida, fue una  práctica. Construyendo una  subjetividad diferente. Efectivamente la vivencia mas importante, tuvo que ver con  “la onda” que  se  respiraba,  con el hecho de que los presentes se  hicieron cargo del  evento, participando activamente, tanto en  los  talleres, como en  los plenarios y  hasta en la  organización y  sistematización de lo ocurrido. El clima vincular que  tiñó al cabildo fue realmente  un aprendizaje, que la gente  se llevó muy  dentro suyo.
El Cabildo  abierto fue una  experiencia fuerte, un impacto al  estado de  ánimo  de los que vienen  peleando contra las estructuras y  las  opresiones del sistema.
El  estado de ánimo de los luchadores y  las  luchadoras, ocupa un lugar fundamental para  la  transformación.¿qué transformación podrán hacer personas  entristecidas, deprimidas?¿Qué palabras surgen de  las gargantas  hundidas en el pesimismo?  ¿cómo  construyen las manos de hombres  y mujeres  abatidas? Esto no  implicaría crear una  falsa alegría, no implicaría no llorar  los dolores, las derrotas,  que  también  se hicieron presentes, pero resignificadas en la esperanza, en  el ejemplo, en la experiencia, en rebeldes alegrías sinceras.
Rescatar  lo lúdico, el acto creativo, no  es infantilizar la política,  ni los vínculos.  En la raíz del impulso lúdico  está la tendencia a ensayar combinaciones nuevas, a explorar con el cuerpo, con la  mente, con el intelecto, lo no  previsible, lo soñado,  lo novedoso. Es  por eso que jugar (o jugar-se) constituye una fuerza y una actitud inseparables de todo intento de transformación. Lo  mismo sucede con la expresión  artística. Lo importante de  este impulso resulta que en esta dinámica creadora de cultura, también se crean  los nuevos hombres y  mujeres.
Desarrollar  y  desarrollarnos en procesos creativos, y  “seriamente lúdicos”, implica ir  asumiendo el derecho de transformar  el mundo.
El cabildo como hecho lúdico y político,  desafió lo instituido, lo burocrático, lo dogmatizado y propuso  el movimiento,  la  construcción, el debate, la tolerancia,  la confrontación dialéctica, la incompletud, la  creatividad.
“La creación solo es posible en el juego”, y desde el  marco de  la educación popular, el jugar, el crear, el vivenciar  las experiencias,  surgieron como consecuencia, del  intercambio de las ganas de construir colectivamente y de un proyecto político creador y desafiante.

Equipo de educación  Popular
Pañuelos en Rebeldía
Área de juego, arte y cultura

 
  Siguiente >
Julio López, 3 años desaparecido.

 
No a la impunidad
carlos.fuentealba.jpg