Géneros, Sexualidades y Subjetividades - Intervención de Dora Coledesky Imprimir E-Mail
Integrante de la Comisión por el Derecho al Aborto

Voy hablar de las cifras que se publicaron en Página 12 sobre el aborto en las adolescentes que ha crecido enormemente; encuadrado dentro de la violencia - yo diría la violencia hacia la mujer, porque la violencia de género es otra cosa, la palabra género no la acepto del todo porque es algo un poco ambiguo y algo muy tomado por las instituciones-. Yo me referiría a la violencia sobre la mujer. La violencia no es sólo sobre la mujer, pero es el tema especifico que me toca a mi. Evidentemente hay dos violencias que se combinan, una violencia individual y una violencia institucional. ¿Por qué decimos que se combinan? Porque evidentemente la miseria, la situación en la sociedad por todos conocida, contribuye a aumentar y profundizar también la violencia individual. Pero esto existe desde hace añares y no está directamente ligada a lo que hace el poder, a lo que hacen las instituciones. Está más ligada a la situación de la mujer en la sociedad, sometida a una opresión que tiene siglos y que se traduce a nivel de pareja o a nivel de familia, se traduce en miles de formas esa opresión. Entonces esto no es de ahora, es muy antiguo. Contar la historia de esto llevaría mucho tiempo, pero creo que esta sociedad patriarcal que ustedes mencionan, patriarcal y capitalista, en realidad el capitalismo lo que hizo es aprovechar el sistema patriarcal y usarlo para poder seguir dominando, pero el patriarcado existe mucho antes que el capitalismo, existió en otras etapas anteriores, porque necesitan el sometimiento de la mujer, esa es la verdad. Pero de esto lo tremendo es que se traduce a nivel de la familia, esto está incorporado. Como es de siglos es tan difícil desarraigarlo. Por eso lo que ustedes hacen (se refiere al trabajo del grupo de las FEAS), esa rebelión que están expresando a nivel de familia, a nivel individual o con los novios, me parece que es el camino, porque no basta solamente luchar por las medidas que se podrían obtener en una lucha con el estado, sino también hacer lo que llaman la contracultura, que es esto, la rebelión frente a la opresión. Esto es un trabajo quizás de hormiga, un trabajo muy profundo, pero que hay que hacerlo sin vacilaciones.

Se ha hablado mucho de la maternidad adolescente. Yo no estoy en condiciones porque no soy psicóloga de explicar claramente por qué las adolescentes se embarazan, hay estudios sobre esto. Unos dicen que se embarazan porque es una forma de sentirse realizadas, porque están tan desvalidas en la sociedad, que creen que teniendo un hijo se afirman, al final tengo algo mío. Entonces eso parece ser cierto, pero eso estaría un poco contradicho con el aumento de los abortos en las adolescentes que es pavoroso. Entonces esa primera interpretación entra un poco a cuestionarse. Pero sí es cierto que al aumentar los abortos en las adolescentes, van a leer ustedes las cifras, que de los abortos del año 2000, 555 corresponden a niñas de 10 a 14 años y 11015 a adolescentes de 15 a 19. “En el Hospital Pablo Soria de Jujuy jóvenes de 20 años llegan con complicaciones tan graves por abortos provocados, que tenemos que sacarle el útero y los ovarios, les tienen que dar hormonas como a las mujeres en la menopausia, a mujeres de 20 años.” El año pasado se atendió un aborto incompleto de una niña de 10 años y la semana pasada un parto de una niña de 14 años, eso es del doctor Cueva, jefe de ginecología de ese hospital. En el 2001 en esa maternidad se atendieron 3300 partos y 2501 abortos incompletos. ¿Cuál es la causa de todo esto? Tenemos que preguntarnos.
Acá dice “En el Hospital Ferrando de Resistencia los ingresos por abortos aumentaron un 45% en 5 años. La doctora María Morerano de la sociedad de ginecología y obstetricia dice que seguramente hay un subregistro y que son más, muchos más. En Tucumán hay un incremento del 33% en abortos, en Santiago del Estero 67%. Bueno no quiero cansarlas con cifras, pero siempre hubo abortos. Nosotros hace años que decíamos que se hacían 400000 abortos por año. Hoy el propio Ministerio de Salud Pública dice que se hacen 500000 y quizás se llegue a 700000. Lo que es pavoroso es el aumento del aborto en las adolescentes. Ya había un aumento de la maternidad en las adolescentes, pero ahora es el aborto el que aumenta, entonces ¿qué expresa esto? Con respecto a la maternidad adolescente, además de las causas que pueden ser ciertas, hoy puede estar un poco disminuida por la realidad de los abortos, pero también es que las jóvenes acceden a la relaciones sexuales mucho antes de lo que era en nuestra época y eso en cierta manera también es una rebelión, tomándolo con pinzas, una rebelión contra la familia. Ya la familia estructurada e institucionalizada como la conocimos no existe más o está en vías de desaparecer. No está todavía reemplazada por otra cosa, entonces las niñas no obedecen. Tienen la relación sexual primero porque la sociedad también es más libre, es más abierta, habla del sexo. La curiosidad misma y la necesidad también llevan a la relación sexual, también la búsqueda del afecto porque no todo es el sexo en la relación sexual. Desgraciadamente muchos jóvenes hombres no lo toman tan así y ahí es donde la mujer es la víctima y es la que queda embarazada y es la que se tiene que hacer cargo o es la que tiene que abortar. Por eso es que hablamos de violencia contra la mujer. Entonces esa es violencia individual y social, ambas. Es social también, porque si el estado se ocupara de hacer una difusión muy grande, si se hubiera ocupado en períodos anteriores... Ahora está preocupado, ya vamos a analizar por qué. Porque no es casual que ahora el Ministerio de Salud Pública saca las cifras de aborto. Si siempre existieron, entonces ¿por qué lo pone a la luz ahora? Evidentemente están preocupados porque las muertes de las mujeres les está estallando en las manos como está estallando las muertes de los niños desnutridos. Algo tienen que hacer, están asustados. Para que la señora Chiche Duhalde, que bien conocemos su inclinación política, se haya preocupado que se dicte esta ley, está mostrando que en general tienen preocupación porque hay un aumento de las muertes de las mujeres por aborto, porque la miseria hace que sectores que antes podían pagarlo, hoy cada vez son más los sectores que recurren a los métodos que ya conocemos que producen graves infecciones. Entonces el asunto es la anticoncepción. Ahora dictan esta ley de anticoncepción y dicen que van a distribuir los anticonceptivos por todas partes. Hay que apoyar esto que es una de las maneras que se puede evitar quedar embarazada. Si realmente se difundiera a los niveles generales en todo el país tendría importancia. La educación sexual se hace muy relativamente y la institución que más se opone es la iglesia. La iglesia quiere hacer su propia educación sexual y ya sabemos que es esa educación sexual, ya la conocemos bien. Todo esto es importante, pero no es suficiente, nosotras hemos dicho hace muchos años que tienen que ir las tres cosas: anticoncepción, educación sexual y legalización del aborto. ¿Por qué? Por muchas razones. Aunque exista una extensiva educación sexual y una extensiva anticoncepción. Lo de la anticoncepción podríamos llegar quizás, aunque todo indica que los insumos no llegan a los hospitales, lo dicen los propios hospitales y por eso aumentaron los abortos. Está el problema que la educación sexual llegue a todos lados. Con los obstáculos que tenemos va a ser difícil. Pero aun así la vida de la mujer es muy compleja y sobre todo cuando se tienen pocos recursos. A veces no se puede comprar la pastilla, para qué vamos a hablar del método de barrera que es imposible usarlo para algunos sectores porque requiere ciertas condiciones, tener un baño privado para poderse colocar el diafragma. Hay casos en que la mujer se embaraza, a lo mejor voluntariamente, pero en el transcurso de este embarazo le ocurren muchos acontecimientos que la obligan a interrumpirlo y ¿por qué no va a tener el derecho a hacerlo? La legalización del aborto o la despenalización o ambas cosas son imprescindibles, como un derecho de la mujer. Hay muchas compañeras que conocen estos argumentos, ya los escucharon muchas veces, pero nadie esta diciendo que se hagan un aborto, estamos diciendo tener el derecho al aborto. El derecho al aborto significa que quien quiere lo hace y quien no quiere no lo hace, no es una obligación. Pero en cambio han condenado a la mujer a la obligatoriedad de la maternidad. ¿Por qué va a ser la maternidad obligatoria? ¿Por qué no va a ser voluntaria? Y para ser voluntaria tiene que tener todos estos elementos: anticoncepción, educación sexual y aborto. Si no se convierte en lo que el código llama, cuando uno esta obligado a hacer lo que no quiere, servidumbre. Es decir, las mujeres además de toda la violencia que se ejerce sobre nosotras, cuyas consecuencias a veces es el embarazo y el aborto, estamos sujetas a una servidumbre, porque estamos obligadas a tener hijos. Esto hay que destruirlo, hay que cambiarlo. No quiere decir que la que lo quiera tener no lo tenga. A lo mejor esas chicas que tuvieron sus hijos son muy felices con esos chicos, bueno en buena hora. Pero sabemos que la mayoría de las veces no es así, si no ¿por qué hay un aumento en el aborto en las adolescentes? No quieren ese hijo, no lo pueden mantener o no lo quieren tener. Y un hijo no deseado es también una condena para el hijo que nace. Entonces creo que hay que defender la legalización y la despenalización del aborto como uno de los elementos.
Yo planteaba el otro día en una reunión el derecho de decidir de las mujeres. “Bueno, pero si no tienen los elementos para decidir ¿cómo decide?” Me contestó una compañera muy bien. Me dijo: “la decisión significa conciencia”. Hay un elemento conciente que significa que la mujer tenga el derecho a decidir, no importa si tiene alternativa o no, que se forme la conciencia que ella tiene derecho a decidir. Bueno el derecho a decidir si quiero ser madre o no, es un derecho que tiene que formar parte de la conciencia, independientemente de que se tengan o no los medios para aplicarla, para cumplirla. Eso es cierto, es así. Tiene que empezar por una voluntad, por una conciencia.
¿Por qué ahora sacan a relucir esto, cuando nunca se preocuparon? ¿Por qué les preocupan ahora tanto las muertes por aborto? Porque también hay un cambio en la sociedad, un cambio que se produce a través del 19 y 20 de diciembre del 2001. La sociedad no cree más en nadie, no cree en las instituciones, por eso plantea que se vayan todos y nosotros le agregamos todas, porque las mujeres del poder tampoco hicieron nada. Entonces decimos que se vayan todos y todas. Ahí también hay que aplicar lo femenino y lo masculino y no quedarse con solamente los hombres, porque hay mujeres que no han hecho nada, pudiendo hacerlo o pudiendo plantear proyectos y no lo han hecho tampoco. Entonces que se vayan todos y todas.
Pero éste es un cambio social que ha habido. Cuando la gente no confía, esto abre una posibilidad muy grande para la libertad y la decisión que hablábamos, porque al no creer más en las instituciones o no confiar más en ellas, en virtud de que estas instituciones nos van a imponer qué derecho tenemos o nos van a sustituir en nuestra voluntad. ¿Por qué nos van a sustituir? ¿Por qué no somos nosotras las que vamos a decidir? Pero ellos nos sustituyen, deciden sobre nuestro cuerpo. Pero no solamente sobre el cuerpo. Ésta es otra corrección que hicimos en las últimas reuniones de nuestro seminario. No es solamente el cuerpo, porque nosotras siempre decíamos somos dueñas de nuestro cuerpo ¿por qué van a decidir sobre nuestro cuerpo? Eso también es cierto, pero no solamente el cuerpo, es la mente, son los sentimientos, es el sexo, es todo, la relación humana. Ellos quieren decidir sobre nuestra vida. ¿Por qué vamos a aceptar que estas instituciones que condenan al hambre, a la miseria, a la desnutrición, a la muerte de los niños y a la muerte de las mujeres por aborto séptico van a decidir sobre nosotras? ¿Quiénes son? Son el poder que nos hunde. Entonces nosotros tenemos que constituir el antipoder, tratar de desenvolver todo aquello que va a la libertad humana y a la dignidad humana. No me quiero extender mucho sobre esto, pero creo que hay una situación que abre la posibilidad de comprender todos estos fenómenos y tenemos que profundizarlos.
La dignidad, los Zapatistas lucharon por su dignidad, porque querían ser ciudadanos, es decir lucharon para que los indígenas dejaran de ser la resaca de la sociedad y tuvieran los derechos de los ciudadanos y ciudadanas. Nosotras compañeras no tenemos derechos de ciudadanas, no somos ciudadanas completas desde el momento que deciden en nuestro lugar. Entonces tenemos que luchar, así como los Zapatistas, luchar por ser ciudadanas completas y exigir aquello que nos corresponde que es el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, sobre nuestras vidas, sobre nuestras mentes. El derecho al aborto, el derecho a la anticoncepción, el derecho a la educación sexual y luchar por ello. Llegar, yo no lo veo fácil porque el poder no quiere que seamos libres. ¿Por qué no quiere que seamos libres? Porque la libertad de la mujer, lo está mostrando todo lo que pasa en la sociedad, todo lo que ustedes han dicho que las mujeres están a la cabeza de todas las luchas mientras los hombres se deprimen. Estamos mostrando el rol determinante que juega la mujer; entonces si tiene libertad para decidir sobre sí misma, sobre su cuerpo, sobre su mente, el fermento revolucionario y profundo que aumenta y trastabilla el poder, entre ellos el poder de la iglesia que quiere que nosotras tengamos los hijos que Dios nos dio, como si Dios nos diera los hijos, cuando sabemos que no es una fatalidad, no es ninguna fatalidad tener hijos como no es ninguna fatalidad ser pobre, porque eso también se puede revertir. No es fatalidad ser madre. Entonces tenemos que luchar contra esa fatalidad que nos quieren imponer porque esa es la manera de recobrar nuestra dignidad como mujeres, así como quisieron recobrarla los Zapatistas. El Subcomandante Marcos habla mucho de la dignidad y yo creo que la dignidad nuestra como mujeres, es determinante para cambiar esta sociedad. Somos el motor de este cambio y tenemos que asumir ese rol con todo.
Bueno yo no quiero extenderme más a veces se me escapa algo. No hay que tomar más el aborto como negativo, hay que tomarlo como positivo. Decía una médica que yo hice la traducción de ella, ¿por qué va a ser un drama el aborto? ¿Y por qué tomar el aborto como algo negativo y no tomarlo como algo positivo? Como una decisión de la mujer y ahí esta la parte positiva, pero se han encargado todos de mostrarnos la parte negativa.
Siempre esta oposición al aborto está unida a las dictaduras. Hitler, Mussolini y Stalin daban premios a las familias más numerosas. El señor Bush acaba de pegar un golpe muy grande al derecho al aborto en EEUU. El aborto en EEUU era libre, solamente intervenía el estado para proteger a la mujer cuando eran más de tres meses, porque se hacía más peligroso, pero era legal, esto lo decía la corte suprema, ahí la jurisprudencia tiene mucha importancia como elemento de legalización. Bueno ahora ¿qué hicieron? Después de los tres meses, (lo voy a leer, por si me olvido de algo) este sinvergüenza, este que quiere ser el gendarme del mundo, este tipo, en el segundo trimestre, fíjense el cinismo, dice “aborto de nacimiento parcial” escúchenme ¿a los tres meses puede haber un nacimiento parcial? Nos quieren engañar con palabras, usan mucho las palabras para engañarnos y sobre todo en este tema.
Dice, segundo trimestre aborto de nacimiento parcial, los médicos que lo hagan van a pagar una multa o van a tener dos años de cárcel, las mujeres no serán procesadas y en el estado de Virginia los que están en contra pueden oponerse. Espero que las mujeres de EEUU reaccionen, así como multitudes han reaccionado contra la guerra. Esto está mostrando lo que son las dictaduras, siempre la misma línea, la misma tónica, quitarles los derechos a la mujer, lo primero que quieren hacer.
 
Lo que yo quería decir, las cifras que leíste que da el Ministerio de Salud son de abortos mal practicados, ahí está el problema nuestro, ¿no?
Si, por supuesto, si fuera legal se haría en un hospital con toda la asepsia necesaria, en cambio así las chicas llegan al hospital con abortos comenzados y se lo tienen que terminar los médicos, tienen que hacerles el aborto en realidad, un aborto comenzado lo tienen que terminar, pero con graves infecciones que pueden llevar a la muerte o dejarles lesiones muy serias. Si fuera legal, gratuito, libre no habrían muertes. Tanto es así que en los países donde es legal, no me acuerdo la cifra, hay una muerte cada cientos de miles o miles, en cambio acá se calculaba más de una mujer por día que moría, yo pienso que ahora son más, además hay un subregistro. Porque hay miedo de los parientes de decir porque les meten a la policía enseguida al lado, o se registran como paro cardiaco, por supuesto todas mueren por paro cardiaco, que novedad, pero no registran el aborto. Hay silencio y el subregistro es una realidad, hoy en día tienen que haber muchos más y yo creo que hay que reaccionar contra esto con mucha fuerza, toda la fuerza, no se puede permitir más este genocidio y yo acuso de asesinos a todos los que contribuyen con toda responsabilidad, de asesinos que jamás serán juzgados como tantos en este país, a todos aquellos que contribuyen a estas muertes, así como las muertes de los niños desnutridos. Todas las instituciones que se oponen a la legalización del aborto son responsables, si no queremos llamarlos asesinos, de estas muertes por oponerse, cuando esto existe en otros países. Otra cosa que tenemos que tener clara, la gente que no conoce mucho el tema, hay una gran cantidad de países donde es mayoría el aborto legal, todo Europa con excepción de Irlanda y España que es intermedio, EEUU, Canadá, en Asia, la India ahí no se aplica por otras razones, pero es legal, porque es tanta la proliferación que tuvieron que poner el aborto legal, pero que pasa las mujeres que viven muy lejos de las ciudades no llegan, lo mismo en África donde en algunos lugares es legal, pero bueno las costumbres tan tremendas que hay ahí y el peso del patriarcado mucho mayor que acá, tampoco tienen acceso. En América Latina, en Cuba es legal, en Puerto Rico es legal, ahora hay un proyecto en Uruguay, pero no creemos que el senado lo apoye, de diputados salió.
 
Cuando uno habla de que no es legal, ¿va a ser penalizado, tanto la mujer como el que lo hizo?
Si.
 
¿Pero que pasa con los lugares donde si se hacen abortos clandestinos, donde se paga mucho dinero, donde hay un negocio detrás de esto?.
Por supuesto, se paga a la policía y se paga a todo el mundo para que cierren los ojos.
 
La diferencias de clases es importante en esto. Decir que no existe es una hipocresía por que en muchos países existe.
El aborto se hace, es una realidad social. Se hace desde épocas milenarias.
 
Yo quería preguntar  ¿qué es lo que estuvieron trabajando, desde cuándo?
La Comisión por el Derecho al Aborto existe desde el año 88. Sacó varias revistas. Después se formó la coordinadora. La comisión jugo un papel importante porque sacó a la luz el tema, nadie lo sacaba y por primera vez lo pusimos y salimos a la calle, estábamos en la esquina del congreso vendiendo nuestra prensa y se hizo público, entonces ello jugo un papel importante porque rompió con ese tabú que no se hablaba. Después sacamos varias solicitadas que firmó un montón de gente, hicimos una actividad muy grande. La primera discusión, el primer debate fue en el Hospital Muñiz, a través de una compañera que murió que yo siempre le rindo homenaje porque realmente ella hizo la primera estadística del Muñiz de las mujeres que morían por aborto y en el Muñiz hay un director completamente opuesto al aborto en este momento. Ella saco esta estadística, hicimos un debate y ahí surgió la idea de la jefa de ese lugar de que hiciéramos un anteproyecto y nos pusimos a redactar un anteproyecto, (no lo traje ahora) lo presentamos, pero no hubo forma de hacerlo prosperar, no teníamos como. Después en ese anteproyecto se basó Luis Zamora antes que dejara su cargo de diputado hace muchos años para hacer el proyecto que presentó. Después hubo otros proyectos muy buenos, como el de Alfredo Bravo, pero no prosperaron por un lado y no lo hicieron prosperar ellos por otro, porque lo podrían haber sacado a la sociedad y discutirlo con la sociedad, incluso muchas feministas se opusieron al proyecto de Bravo. Yo estuve en la reunión de esas feministas y algunas se opusieron, cosa que les digo en el feminismo, no quiero yo en este momento hablar de ese tema, pero es cierto, no tanto ahora y ahora quizás en algún sector, muchas feministas en la primera etapa como tenían posibilidades en la relación con el radicalismo o con el Frepaso, disminuyeron su lucha por el aborto, esto hace mucho daño, porque cuando hay posibilidades de puestos, de candidaturas entonces se olvidan de las mujeres y del aborto por eso digo que se vayan todos y todas.

Taller Géneros, Sexualidades y Subjetividades
Coordinado  por el Área de Géneros.
Equipo de Educación Popular - Pañuelos en Rebeldía
Marzo  2003


 
  Siguiente >
radio
espejos.jpg
Julio López, 6 años desaparecido.

 
dejanos tu firma
28.de.mayo.jpg
No a la impunidad
carlos.fuentealba.jpg