OTRA VEZ LA REPRESION POLICIAL EN L.G.S.M. EN COMPLICIDAD DE LA EMPRESA LEDESMA PARTE DE PRENSA Imprimir E-Mail
CAPOMA
29-07-2011

Desalojaron  a 700 familias en una injustificada y violenta represión  que arrojo como saldo del actuar represivo Policial; 4 muertos, un poco mas de 30 heridos y mas de 30 detenidos, en mas de 7 horas de una incesante represión por parte de la Policía de la Provincia de Jujuy ;  en Ldor. Gral. San Martín-Dpto. Ledesma-Jujuy.

A partir de las 6 de la mañana del 28 de julio de 2011, Policía de Infantería, Policía Montada y el Grupo Operativo GEOP, llegados de distintos puntos de la provincia y en un número que orillaba los quinientos efectivos; procedieron en una acción combinada a reprimir y desalojar violentamente a  setecientas familias que ocupaban tierras de propiedad de la Empresa Ledesma SAAI. La mitad de las familias están dentro de la Corriente Clasista Combativa que organizó la toma el miércoles 20 de julio y se sumaron la otra mitad vecinos sin vivienda de Libertador, entre ellos docentes, municipales, familiares de policías, trabajadores de Ledesma, etc., empujados por la emergencia habitacional que se vive en la zona y la falta de respuesta y ausencia por parte de las  autoridades Provinciales y Municipales ante esta situación. Las tierras en conflicto vienen siendo prometidas desde hace mas de cuatro años por Ledesma SAAI, sin concretarse nada, por lo que la CCC decidió tomar lo prometido ocupando los predios.
La brutal represión llegó por sorpresa esta madrugada, cuando el día anterior 27 de julio los dirigentes de la CCC se reunieron con el Intendente Jorge Ale para lograr una reunión con directivos del Ingenio Ledesma, obteniendo la promesa de una posible reunión para dialogar sobre la solución de este conflicto. La inesperada orden de desalojo, con el accionar directo de las fuerzas policiales que entraron en la oscuridad de la madrugada reprimiendo con gases, haciendo extensiva la represión hacia los barrios lindantes, que afectó a niños que fueron internados en grave estado. Ya por la mañana se mencionó la muerte de un policía de nombre Ariel Farfán, pero se siguió arreciando con la persecución represiva e indiscriminada. Esta represión, enardeció a la gente, produciéndose persecuciones y enfrentamientos por todas las calles de los barrios aledaños a los terrenos tomados. Las fuerzas de seguridad, eran asistidas con personal de la Empresa Ledesma SAAI que pudo ser observada de lejos con camionetas, motos y máquinas junto a los vehículos, camiones y transporte policiales, que orientaban a las fuerzas de seguridad. En el asentamiento al que fueron entrando los efectivos, éstos destruyeron los precarios toldos y carpas de los ocupantes, prendiendo fuego a sus humildes pertenencias Las batallas campales durante toda la mañana, produjeron cerca de treinta heridos con balas de goma y objetos contundentes. Además debieron ser asistidos decenas de vecinos, entre la gran mayoría mujeres, ancianos y niños, por dificultad para respirar a consecuencia de los gases lacrimógenos que la policía, tiraba sin discriminar entre los que resistían y los niños que se encontraban en el lugar. Así en el medio de la confusión, entre las 12:30 y 13 hs, se produjeron los hechos más trágicos; en la calle lateral de entrada a las tierras y el barrio vecino, la infantería se parapetó disparando gases hacia la gente que resistía el acoso. Allí se escuchó el zumbar de balas de plomo y cayeron casi al mismo tiempo tres jóvenes civiles de entre 17 y 25 años que fueron trasladados al hospital, a los que se sumó otro herido más en circunstancias indefinidas. Dos de los heridos tenían impactos de bala en el pecho y llegaron sin vida a la guardia hospitalaria; el tercer herido tenía un balazo que le atravesó  el cráneo, de estos hechos puntuales compañeros de CAPOMA-DDHH fueron testigos visuales y eran los que pedían las ambulancias, junto a los vecinos. Por la dirección por donde entraron las balas, en el cuerpo de los asesinados, provenían del sector donde estaba apostada la policía, habiéndose encontrado cartuchos con perdigones mezclados con los de goma en los sectores que luego abandonó la infantería. Alejandro  Farfán, Félix Reyes, Víctor Heredia, son los tres civiles asesinados por armas de fuego y Juan José Velásquez es el otro civil herido por bala de plomo en el cráneo , que se debate entre la vida y la muerte. Repudiamos esta  represión brutal de la policía al servicio de los intereses del monopolio Ledesma SAAI de la familia Blaquier, que suma más muertes y sangre ,que arrastra desde décadas atrás y hoy les sigue negando un terreno a los pobladores,  que han enriquecido su fortuna y el presente deL Ingenio Azucarero más grande de Latinoamérica. El gobierno provincial y autoridades municipales actuaron custodiando los intereses monopólicos de esta empresa, sin brindar solución a la necesidad de espacio para vivir dignamente del pueblo ledesmense. Donde una ves mas esta empresa represora actúa en complicidad con las fuerzas policiales y usando una vieja técnica que es reprimir en la oscuridad. Decimos Nunca Más a pesar de todo y para que la concreción de los derechos humanos básicos se cumpla en este castigado suelo. Responsabilizamos de forma contundente a la Empresa Ledesma, a la Jueza Carolina Pérez Rojas y al Gobierno de la Provincia de Jujuy, por lo sucedido en este trágico día. Basta de Criminalización de la protesta, basta de repleción. Entreguen las tierras YA!

julio-gitano. martina. oscar.
capoma-ddhh 

 
  Siguiente >
radio
espejos.jpg
Julio López, 6 años desaparecido.

 
dejanos tu firma
28.de.mayo.jpg
No a la impunidad
carlos.fuentealba.jpg