Nuestramérica. Ni Calco, Ni Copia
04.jpg
Agenda de la alegría popular
01.jpg
Mujeres del ALBA
03.jpg
¡LA GALLE A LA CALLE!
02.jpg
la revista – el sueño – la editorial
05.jpg
últimos artículos
 
Caminando

¿Qué hay más arriba del cielo?
¿Cómo me hicieron?
¿Por qué hay gente pobre?
¿De qué murió la virgen María?.
¡Niña, deje ya la preguntadera y póngase a trabajar!

La memoria es como un pájaro pequeño que habita nuestra mente. Sabemos que está allí porque recordamos, como nos enseñaban nuestras madres, a recordar el nombre de las abuelas, de las tías, de los lugares, de la forma de no perdernos y encontrar el camino, de vuelta a casa, a un lugar seguro. La memoria es lo que somos. Nuestra historia.

De la justicia sabemos que hemos pasado toda una vida, buscándola. Que desde pequeñas, no hay quien, de una u otra manera, no haya preguntado: Mamá ¿Qué significa ser pobre? o ¿porqué yo no puedo hacer lo que hacen los varones?, ¿Por qué hay mendigos en la calle? ¿Por qué tengo que trabajar en vez de ir a jugar? Y la respuesta a veces no formulada o bien expresada: “Porque las cosas son así”. Y como esta respuesta, junto a muchas otras parecidas, no nos dejaba conformes, fuimos recogiendo nuestras preguntas y guardándolas al lado de nuestro pájaro de la memoria en un rincón de nuestras vidas, para cuando llegara su tiempo. Este pájaro de la memoria se estiró un día para buscar el sol y la avalancha de preguntas le cayó encima, entonces salió de su rincón escondidito y se liberó arrastrando por las calles la cadena de nuestras preguntas insatisfechas. Ese día fue el 28 de junio de 2009, día del Golpe de Estado. Cientos de mujeres cubrimos las calles, los barrios, los puentes con nuestros cuerpos y nuestras voces. Miles de pájaros de la memoria cruzaron los cielos y las calles. Graznaron una y otra vez, en busca de respuestas y luego cantaron, hermosos, gigantes, tapando el sol con sus alas de colores. Porque fuimos y somos mujeres de colores.

Nos castigaron por haberlos dejado escapar: las fuerzas policiales, el gobierno de facto y las fuerzas militares pasaron encima de ellos y nos golpearon, encarcelaron, violaron, nos prohibieron tomar decisiones sobre nuestros cuerpos. Amenazaron con matarnos. Lo hicieron, lo siguen haciendo. Pero estas curiosas aves de la memoria de cuerpos y alas diferentes ya no pueden volver al lugar donde los tenían. Ya no tienen miedo y se niegan a regresar. Solo nos observan desde los tendederos, desde las flores, desde los árboles, porque saben que exigimos justicia y que no vamos a olvidar. Somos ellos y ellos nosotras. Somos la memoria andante de un pueblo, que despierta y que grita ¡justicia! por su boca, por sus manos, entre sus dedos.

Entre nosotras viven Wendy, Olga, Vanessa, Claudia. Entre nosotras viven muchas. Todas somos memoria, constructora de respuestas. Somos la fuerza de nuestras ancestras y la vida de nuestras descendientes. Todas somos Honduras. Todas tenemos nuestro propio pájaro de la memoria, que no olvida, que cuestiona a los poderosos, a los dictadores, a los políticos corruptos, a los asesinos de nuestra gente y que ahora se ha elevado a ras del suelo pero de frente al sol, poderoso y brillante, hermoso y despierto y a través de sus ojos… nosotras.

Feministas en resistencia. Honduras. 8 de marzo 2010.
 
En este 8 de marzo de 2010 desde el área de géneros de Pañuelos en Rebeldía enviamos nuestros saludos solidarios a las compañeras que resisten el golpe de estado en Honduras. NI GOLPE A LAS MUJERES, NI GOLPES MACHISTAS




área de géneros de Pañuelos en Rebeldía - en Feministas Inconvenientes
 

Feministas Inconvenientes: nuestras miradas, nuestras acciones

Argentina

08-03-2010

Durante los días 20 y 21 de febrero de este año, las Feministas Inconvenientes nos reunimos en la ciudad de Neuquen. Fruto de esa reunión es la II Manifiesta Inconveniente, donde intentamos reflejar la complejidad de los debates que nos dimos, y que compartimos con ustedes.

Feministas Inconvenientes: nuestras miradas, nuestras acciones

Las feministas inconvenientes de Argentina nos encontramos en Neuquén para compartir una vez más nuestras reflexiones, nuestros sentires, y nuestras acciones rebeldes, anticapitalistas, antipatriarcales, anticoloniales.

Nos encontramos para recrear nuestra visión del mundo, en el diálogo de experiencias y sueños, sabiéndonos parte de una trama histórica que, plantada en el sur del continente, viene resistiendo y construyendo una nueva posibilidad de vida, de relaciones, de maneras de habitar el planeta.

Llegamos de Córdoba, Mendoza, Buenos Aires, Mar del Plata, La Plata, Neuquén, San Luis. En nuestra re-unión, afirmamos convicciones que sustentan nuestra ubicación como parte de un feminismo que nació y que deseamos que crezca desafiando todas las formas de explotación, dominación y opresión. Nos identificamos, como se expresa en nuestra manifiesta, “en las corrientes históricas que viven, sienten y crean un feminismo latinoamericano, mestizo, desobediente, insumiso; autónomo, diverso, alegre, provocador, desafiante, creativo...; un feminismo inconveniente, que se propone como parte y aporte a una cultura emancipatoria, que rechaza tanto la normatividad heterosexual como el esencialismo biologicista. Un feminismo rebelde, nacido de los cuerpos históricamente estigmatizados, invisibilizados y/o ilegalizados, por un sistema basado en el disciplinamiento, el control, la domesticación, y el orden que garantiza su propia continuidad y reproducción”.

También caracterizamos el momento que vivimos. Analizamos que Argentina atraviesa una coyuntura marcada por el deterioro del consenso a la gestión kirchnerista, y el resquebrajamiento de las alianzas políticas que constituyeron la base de su gestión. La subordinación de las políticas oficiales a las lógicas del capitalismo trasnacional, lo lleva a enfrentarse cada vez más con amplias franjas de la población víctima de las mismas, por lo que éstas tienen de saqueo y destrucción de la naturaleza y de los pueblos, de contaminación de la tierra y de las aguas, de deterioro de los derechos sociales y de la seguridad social, de sobre-explotación y exclusión. El fortalecimiento de las corrientes tradicionales de la derecha pejotista y de la burocracia sindical cegetista en el interior de la alianza que sostenía al kirchnerismo, se dio a la par del alejamiento de los movimientos sociales que le dieron consenso inicial al gobierno, y de algunas de las corrientes progresistas que habían integrado el bloque kirchnerista.

Frente a esa crisis, creció una oposición conservadora, reaccionaria, que articula a una parte de los sectores del poder desplazados en la movilización popular del 2001, e intenta retrotraer las débiles conquistas realizadas por el pueblo desde ese momento. Esta oposición se expresa a través de diversos sectores del Partido Justicialista, y en los intentos de la Coalición Cívica y de la Unión Cívica Radical de restablecer una fuerza opositora aliada a los intereses oligárquicos, a los llamados “sectores del campo”, a la burguesía que demanda “seguridad”. Estas dos corrientes de la oposición, que se ligan en las prácticas parlamentarias, tienen acciones fuertemente destituyentes y desestabilizadoras.

El gobierno y la oposición conservadora, disputan su lugar como administradores de las políticas trasnacionalizadoras del gran capital. Esto se expresó de manera descarnada en los debates sobre cómo pagar la deuda externa; debate que se limitó a plantear la pertinencia o no del uso de las reservas para ello sin cuestionar lo fundamental: la ilegitimidad de la misma. El hecho de que su pago profundiza las políticas de subordinación al capital internacional, y pospone una vez más el pago de la deuda interna, de la deuda con los sectores populares más postergados por las políticas neoliberales.

No nos es indiferente, en este contexto, que tanto en el oficialismo como en la oposición, existan líderes mujeres que hoy encabezan estas propuestas: Cristina Fernández, Chiche Duhalde, Elisa Carrió, Patricia Bullrich. Este hecho pone en evidencia que no se avanza en la conciencia feminista ni en la conquista de derechos de las mujeres, por la mera ocupación de espacios en el sistema de dominación.

La reorganización de la derecha en el plano local, tiene su correlato en el escenario político latinoamericano, donde crecen las políticas de militarización del continente promovidas por EE.UU., e incluso las iniciativas golpistas, como la que se ha establecido en Honduras, y que amenaza periódicamente la estabilidad de países como Paraguay, Bolivia, Venezuela. Esto ha generado una polarización que mueve todo el escenario político hacia posiciones que apuntan a la profundización de las políticas de entrega, y a una mayor represión de los sectores en lucha. El reforzamiento del discurso sobre los “derechos a la propiedad”, la prédica fundamentalista de la Iglesia Cat?lica y de otras iglesias conservadoras, la tendencia al cierre del espacio público, dan como resultado la pérdida de derechos humanos, de derechos de las mujeres, de travestis y de otros colectivos lgttbi, el recorte de libertades, el aumento de políticas de control social, de criminalizaci?n de la pobreza y de represi?n abierta. Se acentúan las prédicas xenófobas, racistas, como las que se emplean para despojar a los pueblos originarios de sus territorios ancestrales; y los discursos fundamentalistas que tienden a imponer con más agresividad los mandatos heteronormativos, y a obstaculizar el avance en las batallas de las mujeres por el derecho al aborto legal, seguro, gratuito, o por la implementación de las políticas de educación sexual.

En esta situación el movimiento social retrocedió de espacios conquistados en el plano territorial, físico, simbólico, político. Sin embargo existen también espacios que han crecido como oposición política, electoral, o social, en resistencia a las políticas del capitalismo depredador. Este hecho nos alegra, y entendemos que abre importantes perspectivas, que para potenciarse requieren de la unidad de las acciones anticapitalistas, antipatriarcales y antirracistas; de manera de que no prevalezcan en las fuerzas sociales transformadoras, criterios que vuelvan a posponer las batallas esenciales por la vida y por los derechos de las mujeres, y de todas las opciones sexuales y de género que se enfrentan a la heteronormatividad inherente al patriarcado.

Como Feministas Inconvenientes nos sentimos parte de los movimientos feministas, de los colectivos lgttbi, de la campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, de las redes que enfrentan la violencia patriarcal y la trata de personas, de los movimientos sociales en resistencia en América Latina.

Entendemos que la política de militarización de EE.UU. tiene un correlato en cada uno de nuestros países. En el golpe de estado en Honduras, que restableció en el continente la política imperial de las dictaduras. En la instalación de bases militares norteamericanas en Colombia. En el reforzamiento de la ocupación militar de Haití, a través de las tropas de la MINUSTAH, y de las tropas norteamericanas, utilizando como pretexto la catástrofe que se produjo en el país hermano. En la respuesta dada en Chile a la devastación producida por el terremoto, a través del toque de queda y la represión al pueblo. Es necesario concertar acciones, junto a otras organizaciones populares, para evitar el avance de la militarización sobre nuestros territorios. No alcanzan las declaraciones y palabras. Es necesario entrelazar nuestros cuerpos en lucha. Hacernos presentes en los distintos escenarios en los que las mujeres y los pueblos están sufriendo distintas agresiones y opresiones. En Haití, en Colombia, en Honduras, en cada rincón de nuestro país. El próximo 8 de marzo, una delegación de Feministas Inconvenientes viajará a Honduras, no sólo para rechazar las acciones de este continuismo dictatorial, sino también para celebrar y compartir la resistencia que viene levantando el movimiento feminista y popular hondureño. Entendemos que es imprescindible evitar que un nuevo ensayo golpista se estabilice en nuestro continente, con la intención de mostrarse como modelo para otros procesos latinoamericanos. La militarización afecta de manera especial a las mujeres y a la comunidad lgttbi. Cada vez que se imponen la violencia, el fundamentalismo, el autoritarismo, los cuerpos subalternizados sufren doblemente estas agresiones.

En nuestro país esto se expresa a través de la criminalización y judicialización de la protesta social, de la criminalización de la pobreza, de las políticas de control social. Es alarmante que, a pesar de autoproclamarse el gobierno actual como “gobierno de los derechos humanos”, no hayamos podido avanzar en la conquista de derechos fundamentales de las mujeres, como el derecho al aborto legal, seguro, gratuito; el acceso a la salud sexual y reproductiva, la efectiva aplicación de herramientas legales que combatan las violencias de género, el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Sancionada en octubre del 2006, la ley 26150, que crea el Programa Nacional de Educación Sexual Integral, está muy lejos de ser implementada. Quienes sufren las consecuencias de esta situación, son especialmente las mujeres pobres y las disidencias sexuales. También en los temas referidos a la trata de personas, se han impuesto políticas funcionales a las iniciativas de control de población imperialista. Denunciamos que la actual democracia cuenta entre sus nuevos desaparecidos y desaparecidas, a las más de 500 jóvenes secuestradas por las redes de trata y prostitución. Hacemos de la lucha por su libertad, un principio fundamental de nuestra acción feminista. Denunciamos la íntima relación existente entre las redes de trata de personas, las de explotación sexual, el narcotráfico, y el femicidio. Enfrentarlas requiere movilizar la conciencia y la solidaridad de la sociedad, la auto-organización, y elevar la prédica feminista, antipatriarcal, que impugna la mercantilización de los cuerpos de las mujeres, las adolescentes, las niñas y su cultura de muerte. Es necesario también terminar con la impunidad policial, con las leyes represivas, y los códigos que persiguen a quienes han encontrado en la calle su último espacio posible de sobrevivencia. Este nuevo diseño de gobernabilidad, que asegura a las multinacionales y al poder mundial la continuidad de la apropiación y del saqueo de los bienes de la naturaleza a costa de la devastación y contaminación de nuestros pueblos, la mercantilización de la tierra, el agua y las personas; está sostenido por los medios de comunicación corporativos, por las fuerzas represivas y las legislaciones que las amparan, un poder judicial atravesado por la corrupción, las jerarquías de las Iglesias –en nuestro país de manera especial la de la Iglesia Católica-, las instituciones académicas y universitarias que investigan y enseñan de acuerdo a las pautas ordenadas por los entes financiadores, por aquellos partidos políticos que sustituyeron la militancia por el clientelismo, la ética por el interés, por el "vale todo".
Frente a la arrogancia del poder, levantamos nuestras voces, y salimos a la calle, para comenzar a “bien vivir” en el presente nuevas relaciones entre los seres humanos, y con la naturaleza.

Somos mujeres, lesbianas, heterosexuales, bisexuales, travestis, trans. Somos cuerpos disidentes frente al patriarcado. Somos trabajadoras en lucha contra el capital. Somos pueblos insumisos frente al colonialismo y al neocolonialismo. Somos orgullosamente feministas. Necesariamente inconvenientes.


Neuquén, febrero del 2010

 
desde el  II° Encuentro por la Refundación de Honduras

Es una organización indígena, COPINH (Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) quien asumió el desafío histórico de dar vuelta una página en la historia actual, promoviendo activamente el Encuentro Por la Refundación de Honduras, que hoy inicia su segunda jornada.
Más de 500 años de enfrentamiento al colonialismo, permitieron acumular experiencia organizativa, coraje, y capacidad de desafío a la cultura impuesta sobre la base del miedo, y la negación de la identidad y de los intereses populares.
Si durante siglos la presencia indígena en Honduras -como en toda América Latina-, ha sido invisibilizada, hoy el papel de COPINH en el enfrentamiento a las políticas de las trasnacionales, en las batallas por el agua, por el territorio, por la vida, y en la última etapa en el enfrentamiento a la dictadura, ha colocado a los pueblos originarios como protagonistas decisivos de esta convocatoria.
Es así que en el territorio lenca de La Esperanza, se da cita el II° Encuentro, al que vienen llegando sectores diversos que integran el Frente Nacional de Resistencia Popular.
Si el primer encuentro, en junio del 2009 (días antes del golpe de Estado), se propuso pensar colectivamente los pasos hacia la Asamblea Constituyente, este segundo encuentro tiene el desafío de reinstalar el debate del movimiento popular para impulsar un proceso constituyente, en un contexto adverso, debido a la instalación de un gobierno continuista del régimen golpista. Pero un contexto marcado también por el enorme dinamismo que se desató en Honduras, que lleva el nombre de RESISTENCIA.
Quienes hacen esta convocatoria, saben que la misma se realiza en un momento en el que los sectores hegemónicos del poder mundial, intentan legitimar al gobierno de Porfirio Lobo, surgido de unas elecciones fraudulentas. Por ello, la posibilidad de que la Resistencia articule un discurso y un proyecto político audaz, pasa a ser un tema estratégico.
Van llegando hasta los lugares de recepción comunidades indígenas integrantes de COPINH. Llegan con sus aportes al evento: frijoles,  guineos, maíz, frutas. Varios de ellos y ellas, llegan –cansados pero llegan- a la Utopía, el centro de formación que tiene COPINH. Así, la Utopía y La Esperanza, tienen encarnaduras concretas en las nuevas prácticas sociales de creatividad de los pueblos en Resistencia.
La Utopía es un enorme hormiguero donde hombres y mujeres de todas las edades, entran y salen organizando las mesas de inscripción, pegando láminas con los nombres de los compañeros y compañeras asesinados por la dictadura, organizando los lugares de alojamiento y comida para alrededor de 1000 personas. Otro hormiguero hay en la Escuela Normal de Occidente, donde se desarrollarán los debates. La actividad está prevista como un ejercicio de debate de los temas centrales que están planteados para la creación de un proyecto político alternativo: las 20 asambleas que se reunirán el día 13, después de la apertura, debatirán como ejes transversales: construcción de poder popular, refundación de Honduras, y Asamblea Constituyente.
La radio comunitaria de COPINH, La Voz Lenca, transmite para la comunidad de La Esperanza las noticias del encuentro, y desde el sábado estará transmitiendo en vivo por internet, con el apoyo de Radio Liberada (http://radioeslodem enos.blogspot. com url://208.43. 328.127:8070). Allí el espacio se compartirá con los diferentes colectivos nacionales e internacionales que nos damos cita. Las Feministas Inconvenientes, por ejemplo, estaremos transmitiendo el sábado de 19 a 20 hs. de Argentina.
A la terminal de La Esperanza llegan delegaciones de diferentes puntos del país. Hay un sol fuerte que pega en la piel. Por la noche, la temperatura baja, y se siente el frío. Mucho frío y mucho calor, pasará todavía la esperanza. Mucho hormigueo. Mucha creación. Muchas ausencias y muchas presencias.
Es la historia, me digo. Son los pueblos que la escriben, con rabia y con ternura.
Hoy, la cita, es en Honduras. 
 
desde el II Encuentro por la Refundación de Honduras

La Esperanza, 13 de marzo

Más de mil delegados llegaron hasta el II Encuentro Nacional por la Refundación de Honduras, que se está desarrollando en La Esperanza.
La Escuela Normal de Occidente donde se desarrolla la actividad, es el escenario en el que se realiza un proceso político pedagógico, que conjuga de manera audaz y creativa, la cosmovisión del pueblo lenca y del pueblo garífuna, sus valores, su relación con la vida y con la muerte, el sentido de la libertad; junto con las huellas que marcan en la experiencia social , la memoria del enfrentamiento al colonialismo del cacique Lempira, la de los hacedores y hacedoras de la independencia, como Francisco Morazán y Josefa Lastiri, la de la lucha anticolonial, como Visitación Padilla o Froilán Turcios.
En este ejercicio pedagógico de resistencia, es posible identificar los aportes de la crítica feminista a todas las relaciones de opresión y dominación, las contraseñas de la educación popular, así como diversas prácticas e ideas revolucionarias en las que se forjó el coraje y la sabiduría de  una parte de los y las militantes de la resistencia hondureña, que fueron parte de las batallas por la revolución centroamericana en los años 80.
Quien quiera “descubrir América”, encontrará en esta Honduras tan convulsionada, tan desconocida o tan mal conocida en el continente, una fuente enorme de energía, de cultura de descolonización, de tradiciones populares antimperialistas y socialistas.
La vida comunitaria marca el clima del encuentro, donde cada cual aporta lo que tiene, y todas y todos compartimos desde la comida hasta los lugares de dormida. (Conozco pocos lugares como éste, donde la Esperanza no es un sueño, sino una intensa sinfonía libertaria).
En medio del enfrentamiento al golpe de estado, la Resistencia Hondureña hace un ejercicio colectivo para pensar y debatir la Refundación del país.
Veinte Asambleas Populares debaten simultáneamente temas variados  fundamentales para la vida del pueblo: 1) agua, bosques, suelo, subsuelo, aire; 2) sistema político y soberanía popular; 3) cultura; 4) soberanía; 5) justicia; 6) autonomía, 7) diversidad sexual; 8) salud; 9) comunicación; 10) educación; 11) política exterior y relaciones internacionales; 12) lucha antipatriarcal; 13) racismo; 14) seguridad nacional; 15) tierra y territorios; 16) trabajo y derechos laborales; 17) sistema económico; 18) pueblos indígenas y negros; 19) juventud y niñez; 20) corrupción y auditoría popular.
 Se discuten a la vez algunos ejes transversales: 1) Refundación de Honduras, o Reforma (con preguntas disparadoras como: ¿reformar o refundar al país? ¿qué significa refundar el país? ¿cómo soñamos o pensamos una Honduras refundada? ¿qué pasos son necesarios para refundar Honduras?); 2) Construcción del poder popular y poder constituyente (¿cómo se construye el poder popular? ¿por qué construir poder popular? ¿cómo fortalecerlo desde nuestras organizaciones? ¿qué es el poder constituyente?); 3) Asamblea Nacional Constituyente, Popular, y Democrática (¿qué quiere decir o qué significa Asamblea Nacional Constituyente, Popular y Democrática? ¿Cuál sería el perfil ético de una persona para ser representante de la ANC? ¿Cómo participamos como movimiento de resistencia, para garantizar que los intereses, aspiraciones y propuestas genuinas del pueblo, sean incluídas en la nueva constitución?).
Cada Asamblea elabora propuestas colectivas sobre estos temas.
“Es un ejercicio”, recalcan los facilitadores y facilitadoras del equipo metodológico.
Pienso en el recorrido del pensamiento de Paulo Freire, desde la pedagogía del oprimido hasta la pedagogía de la esperanza. Lo veo a Paulo celebrando con la Resistencia esta reinvención de la Pedagogía de la Esperanza. Lo veo brindando con Flora Tristán, y marchando con ella, entrelazando sueños en la caminata, junto a las Feministas en Resistencia.
Veo a los caídos y caídas desde el golpe de Estado, junto a los miles de compas, héroes y mártires de nuestra América, mezclándose en las Asambleas. Veo al Che aventurando que el caos organizado de la rebelión, tiene un nuevo escenario en Honduras, en la Esperanza.
Los delegados y delegadas debaten acaloradamente cómo crear poder popular… ¿debaten cómo crear poder popular?...
Creo que no.
Creo que lo están naciendo.
Creo que lo están sembrando.
Pedagogía de la Resistencia. Pedagogía de la Esperanza. Pedagogía de la Rebelión.
Memoria y proyecto. Honduras en Nuestra América.
 
Más...
  • Una dura batalla por los recuerdos
  • Documento sobre Terrorismo de Estado en Paicil Antreao
  • Claudia Korol - IIº Encuentro por la Refundación de Honduras: crónicas y reflexiones.
  • Mujeres que se encuentran
71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 Siguiente > Final >>

Resultados 685 - 693 de 781
Julio López, 5 años desaparecido.

dejanos tu firma
28.de.mayo.jpg
 
No a la impunidad
carlos.fuentealba.jpg
radio
espejos.jpg