Juego, Arte y Cultura
El �rea de �Juego, Arte y Cultura� realiza actividades para el desarrollo, el intercambio, y el fortalecimiento de las experiencias vinculadas al juego, el arte y la cultura; vinculadas al campo popular, que enlazan nuestra lucha con la alegr�a, con la creaci�n, con el fluir art�stico, con la m�stica, con la cultura de los que luchamos por una sociedad nueva.
Apuntamos a fortalecernos en nuevas subjetividades creadoras y alegres. Tambi�n a fortalecer las experiencias de los movimientos que trabajan estos aspectos. A estimular a los que no lo hacen, a que incorporen al juego y el arte como parte de la formaci�n del hombre y la mujer nueva. Construcci�n alegre, hacia una dimensi�n l�dica de la vida cotidiana. Tambi�n apuntamos a que los trabajadores y trabajadoras del juego y el arte se entusiasmen con la militancia por esta nueva sociedad en construcci�n, que encuentren en este despliegue l�dico-creativo herramientas para la lucha y la resistencia.
Desde el �rea promovemos el involucrar el cuerpo en la lucha, en el aprender, en el vincularse, en el �jugarse�. De all� la necesidad de desarrollar las t�cnicas participativas y el juego en nuestra experiencia de educaci�n popular liberadora.
La Educaci�n Popular se define desde el desarrollo de un proyecto pol�tico de construcci�n de poder popular. Las t�cnicas que utilizamos, est�n sostenidas desde la coherencia con esta concepci�n. No son como en otras experiencias un medio de divertido adoctrinamiento. Desde nuestra concepci�n, rechazamos la autoritaria actitud de quienes utilizan las t�cnicas para hacer mas �divertidos� los contenidos que se imponen.
Jugar y jugarse son dos caras de la misma moneda, que no tiene curso legal en el mercado. Jugamos a patear el tablero cuando nos cuadriculan los sue�os. Jugamos a inventar un mundo nuevo, en un horizonte de pa�uelos, que expresen todas las posibles y necesarias rebeld�as.
Nos sentimos ante la obligaci�n de lograr que nuestro aporte sea lo mas profundo y creativo, para que acompa�e los procesos pol�ticos y organizativos, con la formaci�n de hombres y mujeres que impulsen la batalla contra todo tipo de explotaci�n, dominaci�n y alineaci�n promovidos por el capitalismo. La posibilidad de salirse de las reglas del juego impuestas por la dominaci�n, para crear y construir colectivamente, como parte de nuestros saberes y pr�cticas, otros juegos.
El juego, como parte de la experiencia de educaci�n popular, permite vivenciar situaciones dif�ciles de imaginar por las m�ltiples represiones que bloquean la capacidad de desear. Ayuda tambi�n a poner el cuerpo en diferentes situaciones, y al hacerlo trabajar en su desinhibici�n , creando una pr�ctica que es simult�neamente formaci�n de pensamientos y sentimientos, de sue�os y de actos.
Solo �en juego�, hombres y mujeres somos capaces de �crear�, por tanto, desde el �rea intentamos provocar la imaginaci�n y la creaci�n de otro mundo, la recuperaci�n, junto a las f�bricas, y al trabajo, de nuestras propias vidas, y a hacer de ellas, el juego de la creaci�n com�n, de la justicia, de la dignidad y de la libertad.